MICROCUENTOS    Ir a principio de Microcuantos

 

31/10/2004    Lokutus    El mensaje

Estimados colegas de la base Alfa Centauri.

Si leen este mensaje, el experimento ha funcionado perfectamente y este será el primer mensaje enviado a una velocidad superior a la de la luz, recorriendo el espacio que nos separa, (5 años luz) en poco menos de un segundo.

Respecto al modelo teórico, no hemos resuelto el pequeño problemilla de la raiz cuadrada de un número negativo. Algunos teóricos sostienen que el mensaje viajará al pasado, concretamente, a principios del siglo XXI. Aunque no podemos confirmarlo, en aquella época nadie tenía nuestros decodificadores.

31/10/2004    Lokutus    Ascensor Espacial - Number Overflow

Primera prueba del ascensor espacial a 10 segundos para el lanzamiento, todos los sistemas preparados, 6 segundos para el lanzamiento .... Destino
órbita Geoestacionaria, en el piso 100.000,  3 segundos para el lanzamiento.. 2 .. 1 ... 0, fummmmmmmmmmmmmm

    Piso 1.000 plingggg .... Piso 2.000 plingggg ..... Piso 20.000 plingggg
    Piso 30.000 .... Piso 30.000 Plingg

    Piso 32767 Stop

 - "Glups, se ha parado en la estratosfera", "Glups, está descendiendo a gran velocidad".

 - "Horror, la variable iPiso es un entero con signo de 16 bits, elsiguiente valor a 32767 es negativo"

31/10/04    Ignacio    La imagen del hombre

Y aquí delante tienen una representación gráfica del Ser Humano. Sería muy difícil explicar la dura tarea de reconstruir sus genes y su cultura tan sólo en base a las transmisiones de radio recibidas y los escasos restos arqueológicos y biológicos encontrados en la superficie de su planeta. Como ustedes sabrán, la Humanidad experimentó un breve periodo del más alto desarrollo social y técnico justo antes de ser arrollada y sometida en un conflicto global apocalíptico, por sus Sucesores, mutantes degradados muy parecidos a los humanos en apariencia.

Poco más tarde, la especie Humana original se extinguió por aculturación, exterminio físico y mestizaje. Desde nuestra llegada, hemos controlado por todos los medios la población de mutantes, y nuestros esfuerzos conservacionistas se han dirigido a restaurar el degradado ecosistema y a establecer con toda certidumbre el patrón genético y cultural del Ser Humano, para una futura repoblación. Tarea nada fácil, les aseguro, que a los profesionales del tema con frecuencia nos hace desear que el Ser Humano no hubiera sido derrotado en aquel conflicto global que las Crónicas mencionan como Segunda Guerra Mundial.

31/10/04    Kohell    Deseo

-Es posible.
-¿Qué?
-Es posible cierta telepatía. Es lo que estabas pensando, ¿no?
-Pero...¿cómo...?
-Y no sólo telepatía. Yo mismo capto -pero ¿cómo explicártelo?-
...resonancias de las personas con las que estoy, su estado vital. Es algo doloroso. Siempre ha habido gente como nosotros. Siempre hemos sabido cómo reaccionaríais, y siempre hemos callado. Nunca hemos encontrado la manera de fijar este factor genéticamente, y algunos viven creyéndose únicos, disfrutando o sufriendo su anormalidad.
-¿Y por qué me cuentas todo esto?
-Porque siempre te lo has preguntado, has fantaseado con eso toda tu vida, y no querrías morirte -lo que ocurrirá en unos minutos, por culpa de ese
pequeño infarto cerebral que aun no notas- sin saberlo.

01/11/04    Anraman    Los vecinos

- Niño, como te vuelva a ver juntándote con los vecinos de ahí al lado te doy dos hostias.
- Pero...
- Ni pero ni leches, nos van a mirar mal si nos juntamos con ellos ¿no te has fijado como hablan? son unos intelectuales de mierda. Lo mismo hasta saben leer y todo.

01/11/04    Cris    Viajeros

El silencio en la sala de reuniones se podia cortar con un cuchillo
-Esto cada vez va peor, dijo el comandante
Irritado, golpeo la mesa violentamente con la mano.
-Vinimos a este planeta para traer la civilización a un olvidado mundo feudal. Escondimos la nave en un paraje inhabitable y nos dispusimos a llevar a cabo nuestra tarea. ¿Y que hemos conseguido a cambio?
Su mirada recorrió la mesa
-Ahora todos los habitantes de este mundo se han levantado contra nosotros y envían ejércitos para destruirnos. Las criaturas que creamos para defendernos apenas pueden detenerlos. Y aunque tenemos un ejercito de robots voladores escudriñando la superficie, no somos capaces de encontrar la llave del sistema de autodestrucción que perdimos en aquella desgraciada escaramuza.
Preocupado, se volvió hacia la ventana.
-¿Puede explicarme alguien que demonios hacemos aquí?, dijo, mientras contemplaba la desolada meseta de Mordor hundiéndose lentamente entre las sombras...

01/11/04    Aquilino    Sin titulo

La operación secreta había concluído con pleno éxito. En el quirófano militar, se acababa de activar el sistema límbico cerebral para que fuera dominante y el soldado del futuro aunara la extrema agresión reptiliana con la ausencia absoluta de temor y el contror intelectual de la acción para la supervivencia.


En la propia mesa de operaciones, el jefe de cirugía se acercó a la cara del soldado y le llamó por su nombre: ¡Ernest, despierta!. Ernest despertó y sólo pronunció una frase: !Comida!

Por suerte, sólo la nariz del doctor le cupo en la boca.

01/11/04    diaspar    Sin titulo

    Las dos monjas entraron en el ascensor espacial en el Terminal Tierra y tomaron asiento. Cuando estaba a punto de ascender aparecieron con gran algarabia dos damas muy enjoyadas, que tomaron asiento frente a ellas. Tras la palidez de la primera aceleracion la más rubia de las dos se dirigió a ambas preguntandoles.
    -Van al Vaticano
    -No hija, nos dirigimos a nuestra casa en Lunacitty.
    -Pues nosotras vamos a tomar el vuelo estratosférico a Bilbao en Estación intermedia.
    Y dejaron de hacerlas caso empezando a hablar de sus cosas.
    -¿Que visón mas bueno llevas -Dijo la rubia
    -Me lo regaló el Presidente de la federación marciana - contesto la morena - Pues ese "pendentif" que llevas tampoco es moco de pavo.
    -Me lo regaló Aznar cuando era presidente ¿Y ese collar?
    -Es regalo de Bush. ¿Tienes algo de Clinton?
    Y asi siguieron de insustancial chachara hasta que se apearon. En cuanto las soroses se quedaron solas le dijo la novicia a la otra.
    -La proxima vez que me venga el obispo con una caja de galletas, se la va a meter por el culo ¡El muy tacaño!

01/11/04    Jean Mallart    Sin titulo

Querido diario:

Ha llegado el momento, lo sé.

Anoche soñé con San Pedro Apóstol. Ya sabes... El que custodia la entrada al Paraíso. Los muertos iban pasando y cada mil millones decía:

--Que el último cierre la puerta.

Y así seis veces.

Ya sé que es absurdo, querido diario. Los suicidas no van al Cielo.

01/11/04    Ignacio    El vecino de abajo

Al principio era lo más "in". Protéjase de la radiación, luego de la glaciación. El negocio siguió en auge con la Salida de la Secuencia Principal, la pérdida de Atmósfera y todo eso. Cuanto más bajo, mejor. Después de tanto tiempo, ¿quién me iba a decir que una solución habitacional subterránea carísima en el penúltimo subnivel me iba a dar tantos problemas?

Ya están otra vez los de abajo con los gemidos, con los llantos, con el crujir de dientes. Con eso de que las capas superiores de la corteza se están fundiendo y el fallo general en los sistemas vitales de los niveles superiores, cada día está más abarrotado. Y para colmo, aquí, cada vez más averías: el reciclador de comidas, el climatizador, el oxígeno.

Menudo asco de vivienda, el subnivel 665 de Hell's Drive.

Mañana bajo.

02/11/04    Cahlo    Sin titulo

Escudado en la ficción del microcuento, el viajero de otro mundo aprovechó para revelarse a los contertulios de es.rec.ficcion.misc.

02/11/04    Xus    Sin titulo

La delgada membrana de separación se agitó salvajemente transportando ondas de choque que pasaron de uno a otro universo en una orgía de radiación y antimateria que acabó coagulando para formar un enjambre de galaxias. Cabalgando sobre un fotón lo suficientemente energético como para escapar a la tremenda fuerza gravitatoria, el lurker alcanzó una lejanísima estrella y la saludó con un guiño

02/11/04    Ignacio    El polizon

La carne estaba corrompida y llena de gusanos; no se podía comer. Rumores de rebelión corrieron por la cubierta. Al fin, Vakulinchuk dio
la señal, y la marinería al completo marchó contra los oficiales. Tras  unos momentos de tensión, la violencia estalló cuando el alférez Demianenko sacó su revólver y disparó a quemarropa contra el líder de los amotinados. Vakulinchuk dijo poco antes de morir: los compañeros que le atendieron en medio de la refriega sólo pudieron oír frases sin sentido como "Vaya chapuza, si lo sé me cojo Lepanto" y "Me van a oir en la agencia, coño, esto no se hace"

02/11/04    diaspar    Sin titulo

Era una oscura y gélida noche de primeros de Noviembre. La granja, solitaria entre los descarnados prados parecía a la luz de la Luna tétrica entre retorcidos cipreses. Una titilante luz se apreciaba en una ventana. Entremos sin temor.
    A la luz de una escuálida lumbre, una anciana tricotaba una toquilla o quizá una mortaja. De pronto una nube ocultó la luna, se oyó un crugido en la buhardilla y el fuego pareció como si fuera a apagarse. Por el umbral de la vieja y carcomida puerta que daba a la cocina, empezó a aparecer, sucia y pestilente una humeda sábana blancuzca.
    -¡Hiiiiiii!- chilló la ancianita al verla con terror pánico- ¡Maria se te ha vuelto a salir la leche!
 

02/11/04    Pep    Maniobra de distraccion

...virus...gusano...GZK...
El comandante volvió a releer el mensaje cifrado detectado el día anterior.
No estaba completo, alguna interferencia había impedido su correcta interceptación.
Los sistemas de defensa perimetrales estaban listos. Un sofisticado sistema AEGIS-2 cubría un área de 20 km alrededor de la ciudad y su brazo ejecutor, una batería de cañones láser, impediría que cualquer cosa se aproximara a la transparente cúpula que aislaba a la ciudad del exterior.
Todo ello controlado mediante el flamante GZK9001; computador de última generación y orgullo del Cuerpo de Defensa.
El ordenador también mantenía un contacto permanente con las otras ciudades mediante la red de comunicaciones.
Quizás era ése el único punto débil, pensó el comandante. Últimamente habían detectado masivos ciberataques contra el sistema, siendo repelidos por el firewall, pero ¿hasta cuando podrían resistir?.
Pero el fragmento del mensaje interceptado definía cláramente la estrategia de invasión.
Si hay un punto débil, es ése.
El Comandante ordenó que se extremara la vigilancia sobre las terminales de datos y sistemas informáticos para evitar un fatal sabotaje.

Todo fué inutil.

Las luces de las ciudades se fueron desvaneciendo hasta extinguirse. Fue el fin de la Federación.
No fue un ataque informático, sino un simple túnel como el de una vulgar lombriz excavado hasta el núcleo del computador.
Por él se coló una variante del virus ébola produciendo una epidemia devastadora.

 

03/11/04    Ignacio    Polifemo en su cueva

Posidón mantiene un rencor obstinado contra Ulises
que despojó de la vista a su hijo Polifemo
y tras ello se ocultó en la cueva del cíclope
mientras el cegado vigilaba las salidas
Nadie dijo llamarse el astuto entre los aqueos
y para escapar de la gruta con sus camaradas prisioneros
urdió bien tejido el plan de atarse a las grupas del ganado
que el monstruo impío sacaba a pastar cuando la Aurora
de dedos rosados acaricia el cogote azul de Urano
y bajo el más rollizo y de vellón más suave del rebaño
se ató el esposo de Penélope con mimbres bien trenzados
cuando descubrió el desdichado aqueo que los pastores
tienen por costumbre beneficiarse a sus ovejas
y más si, con un ojo o ninguno, poco atractivos son
a las ubérrimas ninfas de vientres generosos
que causan las delicias de faunos y sátiros.
Y el resto de los Cíclopes acudió a la puerta
y preguntó al de dentro, el más poderoso de entre ellos
¿Qué cosa tan grande sufre el que así grita?
Dinos, Polifemo, a quién castigas con tu estaca titánica.
"A Nadie", gritó el ciego Posidónida, "a Nadie empalo, y de Nadie me vengo"
El rencor de Posidón es obstinado
y Ulises diez años estuvo atado al mástil de su navío por no poder
sentarse derramando amargas lágrimas por todo su largo periplo a Ítaca.

03/11/04    Doctor Slump    Sin titulo

¡No, claro que no funciona! ¿Cuántas veces hay que repetírselo? Se les pidió una máquina del tiempo y lo que me entregan es un simple visualizador de deseos. ¿Pero me toman por tonto o qué? ¿Es usted un científico o una adivina de feria que augura matrimonios felices y fortunas para contentar al cliente? Sí, desde luego que el proyecto queda cancelado. ¡No siga insistiendo! ¿No entiende que es cruel? ¿No sabe que es doloroso volver a la cruda realidad después de haber visto en su cápsula lo que podría haber sido mi hijo? Mírenlo, otra vez borracho ya de mañana, sin haber leído un solo libro a los cuarenta años, con esa mirada sin inteligencia... Parecía tan real... Presidente del país... ¡Y dos veces!... Déjenme solo ahora. Salgan del Despacho Oval y no vuelvan, caballeros.

03/11/04    Lokutus    Mision de combate

El Barón Frank, comandante en jefe del escuadrón 63 conocido por todo el mundo como escuadrón Alaska, se subió rápidamente a su biplano, el tiempo escaseaba, y un ayudante hizo girar la hélice hasta que Frank consiguió poner en marcha el motor.

El avión, un Camel, equipado con dos ametralladoras Vickers delanteras sincronizadas con la hélice y cuatro bombas de nueve kilogramos recorrió rápidamente la pista hasta alcanzar velocidad y elevarse.

El resto del escuadrón Alaska, le siguió, y en pocos minutos estaban volando en formación de combate. Los 37 miembros del escuadrón Alaska eran pilotos muy expertos que hablan sido entrenados especialmente para esta misión.

Sobrevolaron extensos paisajes nevados, a veces divisaron barricadas y pequeños cráteres provocados por las explosiones, así como muchos cadaveres y de vez en cuando, columnas militares que se batían en retirada.

Frank, divisó al enemigo, e hizo una señal girando su mano circularmente, para a continuación, señalar con energía el objetivo. A continuación, hizo un picado y sus dos ametralladoras empezaron a disparar rabiosamente: "taca taca taca taca taca taca taca taca taca". El resto del escuadrón le siguió.


El ataque sorpresa había comenzado ...
 

El enemigo a batir, era la nave nodriza "iarr,atú", equipada con los mas poderosos sistemas de guerra electrónica jamás vistos: sistemas de guerra cibernética que engañaban a los sistemas GPS en el que se basaba la puntería de todo el armamento terrestre, potentes impulsos EMP, que achicharraban toda la tecnología terrestres y un poderosísimo campo deflector, que desviaba los fasser de antimateria.


Corria el año 2342, y por primera vez en tres largos años de guerra, se   pudo inflingir una gran derrota al enemigo.

03/11/04    Lokutus    El spammer

  "¿Jose Luis?" anunciaron en megafonía, y un joven de 19 años, acudió a la barra del TelePizza para recoger su encargo.

   Era un día corriente, del año 2019, bueno, no tan corriente, había un partido de futbol importante, y cuando había Futbol, la gente acudía a
 los lugares de comida rápida, para ver gratuitamente el partido en realidad virtual, gracias a las redes GPWH de los establecimientos.

   Poco a poco, iban saliendo nombres en megafonía, hasta que apareció uno muy extraño: "¿Mi culito punto com?", anunciaron en megafonía.

   Y mi culito punto com no aparecía por ningún lado, y megafonía, repetía el URL cada poco tiempo. Algunos clientes del Telepizza, murmuraban entre
 ellos, y a alguno se le oyó decir, "vaya morro" y otras palabras que no deben ser repetidas en estos foros.

   Y al fín apareció "mi culito punto com". Se trataba de un individuo de unos 30 años, y cuando estaba enfrente de la chica del Telepizza, dijo:
 "¡¡¡Yo soy mi culito punto com!!!", con voz firme y muy alta, para que todo el mundo le oyese.

   Pero pasó algo imprevisto, mi culito punto com, empezó a retorcerse como si tuviera gusanos dentro, y a quejarse de alguna extraña dolencia,
 "ayyy, ayyy, ayyy!", "No me toqueis los puertos, gritó mientras salía corriendo, "¡¡no me toqueis los puertossss!!, ¡¡¡Socorrooooo!!!"

   Todos en el telepizza se miraron con inquietud, pues todos comprendieron inmediatamente, que entre ellos, había un peligroso 31337 capaz de asaltar
 implantes cibernéticos.

03/11/04    Kano    Dark Minds

jhony deja de correr!
no,estefanie!!!! me siguen!!
lo unico q llevas detras tuya es tu sombra, jhony!!
No!! no!! esta debajo de la sombra!!! los oigo!!
--oscuridad--> voz grave--> pq los perdemos siempre antes de los 8 años?
--oscuridad2 -> voz femenina--> no acabamos de entender pq pero cuanto mejores parecen antes caen
--oscuridad grave--> matalo, no nos sirve si esta loco.
jhony!! jhony!! q te pasa, di algo!!
--oscuridad2 --> al fin y al cabo puede q te de miedo q se den cuenta de nosotros, y asi nunca conseguiemos nuestro objetivo
--oscuridad grave--> ellos son nuestro objetivo y nuestro final, cultivarlos eliminar los q sobran y uno de vez en cuando admitirlo en nuestro seno para q complete el ciclo de exterminio humano. el ultimo consiguio equilibrar la balanza con 55 millones, luego han habido años de estabilidad
--oscuridad2 --> nunca entendere pq lo hacemos
--oscuridad grave--> entiendelo, es nuestro cometido, somos dios. Casi es la hora de reequilibrar, el proximo no debe oirnos.
--oscuridad2 --> lo se ... mirala, no entiende q le ha pasdo a jhon ... ella puede q sea la proxima
 

03/11/04    Kano    Y dios dijo...

El cosmeg delante mia una pequeña fluctuaión cuantica a nivel de supercuerdas y todo empezará, materia y energia se separaran y dara lugar a el universo ... Lunes 7:15 de la mañana pfff .. y con este sueño.. mejor lo dejamos para la semana q viene, total de este universo no iva a salir nada bueno.
 

05/11/04    Ignacio    P.H.N.

El año de crecida alta era tiempo de prosperidad. El de crecida baja, de miseria. Y todos los otoños eran tiempos de incertidumbre.

-Faraón, un sueño me ha revelado que el río tampoco crecerá este año en la medida justa.

-Espera a que mis hombres acaben las obras de encauce, y pocas crecidas habrá que no nos sirvan. Las mismas órdenes que hacen ganar batallas a los
ejércitos domarán el río bajo las manos de los hombres.

-He hablado ya con tus capitanes, y han acabado dándome la razón. El Dios Serpiente que dicta las crecidas sigue enojado contigo por tu soberbia. Un solo sacrificio puede aplacarlo, y ya tu fuerza se debilita por la edad.

Ahogaron al rey en la corriente. Cortaron sus miembros y los esparcieron por los campos. La reina huyó río abajo, al Delta, con el hijo del Rey en las entrañas. El hijo fue llamado Halcón. Halcón llegó a ser Rey de toda la tierra. Vengó a su padre y castigó a la Serpiente que había sido su asesino.Por todos los años de su reinado se trabajó en los cauces, y raras veces pudo el río crecer más o menos de lo conveniente. Cuando llegó a la edad en que sus fuerzas eran pocas, sus palabras eran aún fuertes, y aún tras la muerte vivió y le obedecieron. Venció a los dioses y se convirtió, finalmente, en un Dios.

Per-a'a
Horus 
Nekhtew

MICROCUANTOS

06/11/04    Ignacio    "Las esponsales elficas"

Cuentan las crónicas que hubo tres uniones entre elfos y hombres: Beren y Luthien; Idril y Tuor; Arwen y Aragorn. Hubo otras que se malograron por un hado nefasto, como la de de Turin Turambar y Finduilas, y la de Hiredhel y Yaimea, la única entre elfo varón y mujer mortal.

Poco preocupaba a Hiredhel el efímero sino de los hombres, y cuando propuso esponsales a Yaimea, todo fue alegría.

"-Yaimea, mi hermosa amada, he de marchar a Nimbrethil, donde viven mis papis, para contarles lo nuestro. Aprovecharé por el camino para despedirme de las bandas errantes de elfos con los que he cazado y cantado por los bosques de mi juventud, que un elfo casado tiene que hacer ciertas renuncias."

"-Ve, amado mío, que aquí te estaré esperando." 

Marchó y volvió Hiredhel de las moradas paternas en Nimbrethil, y anduvo con sus amigos errantes por un tiempo, que fue entero de alegría y añoranza. Al fin se despidió de sus amigos silvanos y se encaminó dulcemente amodorrado por el fuerte vino de Dorwinion hacia la casa de Yaimea.

"-Muy tarde se me ha hecho, amada mía. Duerme ahora, que con el alba celebraremos nuestra boda."

"-¿Éstas son horas de venir, sinvergüenza?" - Le dijo Yaimea con ceño fruncido. Su pelo dorado era ahora blanco, sus manos antaño suaves eran abultadas y rugosas, y sostenían entre temblores un rodillo de amasar lembas.

"-Es que me entretuve..."

Largo tiempo persiguió Yaimea a su amado rodillo en ristre por toda Beleriand, hasta que al fin le dio un pasmo a la pobre y se tumbó a descansar bajo los bosques de Tassarinan, y allí estará el túmulo verde hasta que los mares se alzen y la tierra cambie, como recuerdo para las dos razas de lo efímero del sino de los hombres mortales y de lo rápido que pasa el tiempo cuando uno se divierte.

06/11/04    Ignacio    "El muro de fuego"

Hace horas que arde, nadie puede entrar ni salir. Los bomberos intentan infructuosamente hacerme oir su megáfono sobre el estruendo de las llamas. Hacen señales visuales. Me indican que coja el teléfono, que han comprobado que hay línea. Vuelvo a levantar el auricular sin esperanza. Pitidos y una voz mecánica que dice "ERROR". Como suponía. El calor aumenta, pero no sale agua de los grifos. Un gorgoteo parece querer decir "ERROR". Nada entra ni sale. Y para qué mirar el ordenador. No vale la pena. Quién me iba a decir que iba a tener tantos problemas para desinstalar este nuevo firewall.

06/11/04    Kohell    Ominoso

Hileras e hileras de texto plano desgranaban la espantosa peripecia que le había llevado hasta allí, a la habitación cerrada donde tecleaba
furiosamente el viejo ordenador mientras las ominosas presencias que eran dueñas del tiempo, que estaban aquí desde antes de que el ancestro del
Hombre se elevase desde el lodo y seguirían aquí mucho después de que la última ruina de la última civilización humana se hubiese convertido en polvo, le acechaban más allá del umbral.

Y de pronto las informes criaturas se fueron, cansadas de esperar. Él no podía saberlo, pero el texto plano le había salvado la vida.
/Una sola cursiva le habría matado/.

06/11/04    Kohell    Final

La patrulla de soldados, que creyó reconocer como partidarios de la independencia americana, cruzó una pequeña porción del salón, desapareciendo por el rincón que estaba a su izquierda. Se distrajo un segundo observádolos: avanzaban silenciosos y encogidos. "Una escaramuza nocturna", pensó, y retomó el partido de béisbol. La final estaba en su momento más delicado, y la interrupción había sido afortunadamente leve.

Al momento siguiente estaba en un bosque primitivo, y un tiranosaurio se interponía entre la TV y él, justo cuando el locutor cantaba la jugada
decisiva. El tiranosaurio avanzó, pasó a través de  él, y y se perdió en la pared que había a su espalda. Un instante después el bosque se desvaneció también, y el salón volvió a la normalidad. Pero el partido había terminado, y él se maldijo de nuevo por haber comprado aquel maldito piso tan cerca del Time Center. "No encontrará nada igual por este precio", le había dicho el vendedor, "Y la contaminación temporal no es tóxica".

No, pero es OPACA, maldita sea.

06/11/04    jgmy    Pequeña molestia

Lo que le molestaba al capitán no era haber recibido una carta en que su mujer le comunicaba que le iba a dejar por un miserable sargento; ni tener que pasar otro mes en esa sucia nave por causa de un error en el cálculo de la trayectoria; ni saber que el sistema de filtrado de aire estaba comenzando a fallar; ni que en los últimos tres días hubieran tenido que soportar, casi sin municiones, los ataques de los contrabandistas. Lo que de verdad le dolió, lo que le hizo jurar que llevaría al responsable a un consejo de guerra por su evidente dejadez y negligencia, fue el definitivo agotamiento de las reservas de donuts.

07/11/04    Ignacio    Alcmene A

Aquella cabina de madera llena de ampollas de vidrio, como un cruce entre laboratorio químico y una diligencia del Oeste, era el prototipo
A de la máquina del tiempo del Profesor Alcmène. Teóricamente resuelta, estaba ahora en las primeras fases de su uso práctico;
Alcmène temía aún usarla como pasajero. Pero estaba el problema del calibrado, y no se le ocurría otra forma de resolverlo más que subir a ella y hacer breves viajes al pasado y al futuro, alternativamente, mientras ajustaba los tubos de Puluj. ¿Se atrevería a correr el riesgo?
Decidió hacer un poco de trabajo a motor parado y dejar la decisión para mañana. Cuando abrió la puerta de la cabina, se encontró a sí
mismo, muy atareado calibrando.

-Perdón, ¿le va a llevar mucho tiempo? - se dijo a sí mismo.

-¿De mi tiempo o del suyo? - le contestó su otro yo.

Los dos rieron, sobre todo por los nervios.

07/11/04    Ninovska    Nanocuento

-Hace días que busco el bote de medicinas en las que guardé las cenizas de tu padre cuando se rompió la urna.
-¿Por eso tenían el color gris? -y vomitó.
 

08/11/04    PabloMad    Cristales

- Las corazonadas son sólo cristalizaciones de un intrincado cálculo inconsciente - me dijo sentenciosa Tan Lei en un vagón de metro casi
vacío, con el mismo acento oriental que tenía hace casi 20 años, cuando  la había visto por ultima vez en la ciudad de L.

Esa misma mañana, yo me había despertado atenazada por un dolor insoportable en el riñón derecho. Bajo el efecto de los antiinflamatorios, tuve una ensoñación (ni siquiera un presagio) en que me encontraba a Tan Lei justo así, en el metro, y me ayudaba a encontrar a Itziar, de la que yo había sabido por confusas noticias que se hallaba gravemente enferma por aquellos días, a la espera de una importante operación. Yo intuía que mi dolor era tan sólo una cristalización psicosomática de mi preocupación por Itziar.

Tan Lei y yo nos dirigíamos en metro al mismo sitio: a la misma clínica de la ciudad de M. Yo, a hacerme ver lo del riñón, y ella a ver a Itziar,
a la que, para mi sorpresa, había conocido en la ciudad de B. tiempo atrás, según me fue contando por el camino mientras nos poníamos al día sobre nuestras vidas dispersas.
 

Al despertarme, el médico me miraba fija, tranquilizadoramente:

- Es sólo un cálculo renal, algo doloroso, pero a fin de cuentas una mera cristalización más o menos intrincada de sales de oxalato cálcico.

En cuanto pude levantarme, no me fue difícil localizar a Itziar. La divisé, abatida y demacrada, a través de la puerta entreabierta.

- ¿Christine? - intentó gritar en voz apenas audible, pero manifiestamente consternada. No puedo creer que mis sueños cristalicen de
repente con tu presencia aquí y ahora: he estado pensando intensamente en ti, pero no sabía cómo ponerme en contacto contigo.

- ¿No te dijo Tan Lei que yo también andaba ingresada por aquí?

- ¿Tan Lei? ¿Qué Tan Lei? No conozco a ninguna Tan Lei... No, no tengo ninguna amiga china.

Itziar y yo nos abrazamos larga, tiernamente, y traté de transmitirle todas mis mejores vibraciones para que cristalizaran en su pronta
recuperación. Le di este microcuento porque yo creía, como una tonta, en  las virtudes curativas de la escritura, y en las corazonadas, y en los
buenos presagios.

Christine. Madrid, 8 de noviembre de 2004

09/11/04    Ignacio    Alcmene B

Alcmène B.

-Me alegra que después de tan larga relación epistolar, hay venido a ver mi máquina del tiempo, amigo Aristèe. Aquí la tiene.

-Es maravillosa, Alcmène. Pero no se parece en nada a los planos que me mandó.

-Ah, es que está usted viendo el prototipo B. Por ejemplo, los Puluj los he sustituido por esos diminutos "remaches" que ve ahí. Son
conmutadores de silicio semiconductor. Mucho más eficientes. Claro que no ha oído hablar de ellos. Se inventarán dentro de unos cincuenta
años, que es el límite teórico de mi máquina.

-Maravilloso Ha viajado usted al futuro. Estoy tan ansioso por oirle contar todas esas maravillas que habrá visto...

-No hay mucho que contar, porque no he ido. Mis, digamos, corresponsales del porvenir me hacen envíos. El viaje personal es muy
peligroso, porque la máquina no puede moverse de este sitio más allá de un rango de tolerancia muy estrecho en los próximos cincuenta años
a riesgo de perder el contacto. Pero claro, compartiendo este espacio hay un riesgo, pequeño, mucho menor que en entornos tridimensionales,
de colisión con otros objetos que viajen en sentido contrario. Un riesgo despreciable en un viaje de horas, pero a un hombre de proporciones normales que viajara cincuenta años en el futuro le calculo un ochenta por ciento de posibilidades de morir destrozado.

-Una lástima, amigo Alcmène. Pero aunque el viaje sea imposible, la posibilidad de conseguir información del futuro es tan sugestiva...

-Sí, sin duda. Por ejemplo, acepte esto. Estos garabatos al carboncillo que le he comprado a un pintor muerto de hambre en la Rive
Gauche, dentro de cincuenta años valdrán una fortuna.

-¡Es usted encantador, Alcmène! Mis herederos le estarán muy agradecidos, porque yo, a mi edad, y con mi mala salud...

-Oh, no crea, no crea. Y ahora, entre en la máquina. Esto es una pistola, y si no me obedece, le mato. Va a conocer usted las maravillas de la Era Nuclear.

-¡Dios, Alcmène, está usted loco!.¡Me condena a una muerte casi segura, maldita sea!.

-No, no ¿no lo comprende usted? Yo voy a morir dentro de treinta y dos años, y necesito más transistores. Usted es mi corresponsal de los
años cincuenta. La penicilina curará su sífilis. Los Picassos le harán rico. No sufrirá ningún daño en mi máquina, porque hace meses que
usted mismo me reveló su identidad.

-Si me envía usted allí, no le haré ningún envío, lo juro, maldito lunático. Jamás le perdonaré esto.

-Todo lo contrario. En mi bolsillo tengo una carta suya agradeciéndomelo.

09/11/04    Osmo    Invasión

    «Llevabamos advirtiendolo hacía ya mucho tiempo, eramos unos pocos pero ibamos en aumento los que lo percibiamos, era dificil no darse cuenta de la progresiva y programada invasión. Si este mensaje llega a tus manos quizás aun estes a tiempo de ponerte a salvo. No esperes a darte cuenta que tus familiares y amigos ya no son quienes eran, no, ponte a salvo, y no solo de /ellos/ sino del resto de humanos, que incapaces de percibir el peligro y de abrir sus mentes te atraparan y meteran en uno de estos campos de concetración (quizás una futura reserva/zoo de humanos originales) con el pretexto de que padeces/padecemos, el Sindrome de Capgras. ¿Acaso sera ya demasiado tarde?»

09/11/04    Ignacio    Daimon

Palpitaba sutil en paisajes sombríos
Suave presencia alada que la razón espanta
me susurró al oído que lo llevara a espaldas
y posado en mi hombro me acompañó el camino
 
Tan sólo una silueta en el punto del ojo
sin visión funcional, al fin de la retina.
Un canciller profeta asentado en mi hombro 
y una caricia aleve que me avergonzaría

si no fuera aliado del singular capricho
que llamo Libertad, e impulsara mis dudas,
y diera alas al ímpetu preguntón e insumiso
que obligara un día a Sócrates a beber la cicuta.

09/11/04    Anraman    Sin titulo

Lo admito, ha sido el mayor fracaso de mi carrera como jefe de policía temporal.

La verdad es que en principio no había motivos para preocuparse por esa agencia de viajes temporales. Cierto que la época y el lugar a la que
programaban sus viajes era más bien peligrosa para los turistas metepatas: cualquiera que dejara ver allí de alguna manera que venía del futuro tenía los días contados: sería tomado por un brujo, un demonio o un embaucador, y lo liquidarían sin pensárselo. La agencia así lo advertía en sus folletos a los turistas, como manda la ley. En ese sentido era una agencia modélica:tenía todos sus papeles en regla y se sometía a todos los controles sin poner ningún problema.

Empezamos a sospechar que había gato encerrado cuando la cifra de viajerosmuertos por cometer indiscreciones era más alta que lo normal en otras agencias. Demasiado para tratarse de torpezas por parte de los turistas.

Después de algunas indagaciones comprobamos que la agencia era la tapadera de una secta destructiva. Bueno, más que "destructiva" la palabra sería "suicida". Esos tipos daban el salto al pasado y se iban de la lengua deliberadamente: daban predicciones del futuro aun a sabiendas de que un adivino allí tenía los días contados. Aquello era de locos: por lo que pudimos saber los turistas ni siquiera intentaban huir de sus captores e iban a su ejecución con la sonrisa en los labios.

Supusimos que, como en todas las sectas que invitan a suicidarse a sus adeptos, el líder no tenía la menor intención de hacerlo, y sin embargo
descubrimos que también había saltado a aquella época.

Cuando averiguamos su destino saltamos en su busca, y una vez allí tras muchas indagaciones lo pudimos localizar. Casi lo teníamos cuando se dio cuenta de que íbamos tras él y se nos escapó. Lo malo fue que el muy cabrón lo hizo saltando en su máquina del tiempo en presencia de numerosos testigos de la época. Sí, probablemente no tenía intención de que lo mataran como a los demás, después de todo.

De verdad que no sé lo que daría por atraparlo. Ya no puedo hacerlo, pues estoy fuera del caso, pero no me apartaron porque ese tipo se me escapase de esa manera. Fue un poco después.

No saben ustedes el cabreo que pillaron mis superiores cuando les entregué la documentación de la que nos habíamos incautado en la sede de la secta.
Montones de papeles. Evidencias de otros planes de la secta que se nos habían pasado desapercibidos. Y que al parecer se habían llevado a cabo. Lo que habíamos descubierto hasta entonces solamente era una pequeña parte del tinglado. El tal Elías sólo era el jefe de uno de los proyectos,  el llamado "Proyecto Profetas", que no ocupaba ni la mitad de páginas que otros, como por ejemplo, el "proyecto Mesías".

10/11/04     Lokutus     Superman

Clack Kent corrió apresuradamente hacia un fotomatón, y se metió dentro. instantes despues salió Superman volando. Plingg, Plinggg.

El incendio estaba cerca, todo el edificio estaba en llamas, Plingg, en el piso 3 había varios niños que habían quedado (Plinggg) atrapados.

Superman atravesó una pared, y salió con dos de los niños a los que depositó (Plinggg), en el suelo. Volvió rápidamente hacia el edificio para (Plinggg) rescatar a los demás niños.

¡¡¡Menú!!!, gritó Superman, y un objeto ultraplano apareció delante de el. (Plinggg) Si fijó en una casilla en la que ponía "Pause", y la pinchó con el dedo.

El tiempo se detuvo, las llamas (Plingg) quedaron inmóviles, y abajo, todas las personas parecían estatuas. (Plingg)

Superman, pinchó con el dedo, un icono, etiquetado como MSN 48.2 y respondió a la inoportuna llamada de Lisa.

10/11/04     Moai     Una visita

En la sala del trono reinaba el silencio. El emperador observaba sombrío como sus consejeros, uno tras otro, evitaban enfrontar su mirada llena de ira. Afuera, en el patio, esperaba la criatura humeante, venida de no se sabía donde, sentada tranquilamente mientras un grupo de soldados la rodeaba con los arcos tensos y las flechas apuntando nerviosas. Un escudero hacía las veces de enlace entre la sala del trono y el patio, y su corazón latía tan rápido, le dolía tanto después de haber subido y bajado las escaleras de la torre tantas veces ya, que creía que si daba una carrera más caería muerto. "Sois menos que escoria...". Ante estas palabras, todos los consejeros miraron al suelo avergonzados y, aúnque uno de ellos empezó a balbucear una disculpa, el emperador siguió pronunciando sus palabras con fría calma, sin permitirle explicarse: "Tened por seguro que si el imperio se salva yo mismo me encargaré de que vuestra cobardía sea recordada y los nietos de nuestro nietos escupan sobre vuestras memorias". Las últimas palabras se mezclaron con el súbito estruendo que llegó desde el patio y todos los presentes, perdiendo la compostura, se abalanzaron hacia la ventana para observar la situación. Sólo el emperador permaneció en su sitio, confundido y esperando ya el final, por lo que fue el único que vio aparecer al escudero dando tumbos, sudando y gimiendo débilmente. El olor a piel quemada invadió la sala, y el brazo del escudero era un desecho negro que humeaba, pero fueron sus ojos, con las pupilas dilatadas por el horror, los que acapararon la atención del emperador. Por un momento imaginó que veía retroceder la cordura en el fondo de esos ojos. Antes de derrumbarse agotado, el escudero tuvo ánimos para aullar: "¡Caballeros! ¡La guardia al completo ha sido derrotada! ¡Abrasada!". Los consejeros gritaban asustados, pero el emperador se puso en pie y desenvainó su espada, decidido a plantar cara a la criatura cuyos pasos resonaban ya por la escalera que llevaba a la sala del trono.

A estas alturas sólo quería volver al hogar. Su tutor le había advertido que los habitantes del mundo inferior eran ignorantes, que se enfrentaban con miedo a aquello que desconocían, pero el no le había hecho caso. De su fragilidad había tenido pruebas directas, pues ninguna de las criaturas había sobrevivido a sus intentos de intentar comunicarse. Ahora tenía delante a un individuo diferente del resto, que ni gritaba ni intentaba huir de él. Más allá se agrupaba un grupo de criaturas que temblaba y se abrazaban las unas a las otras, emitiendo sonidos similares a los que había escuchado hasta el momento de los especímenes que se había encontrado hasta el momento. Emocionado por encontrar a un individuo valiente que no quisiera huir de él, el dragon tomó aire para saludar al emperador.

10/11/04    Cris     X-Men

Soy un mutante. Yo, que de niño devoraba todos los episodios de la Patrulla X que caían en mis manos, en mi madurez, casado y con niños, descubro que tengo algo en común con todos esos personajes. Lastima que no vaya a poder disfrutarlo. El medico dice que sufro una alteración del cromosoma 1 que primero me incapacitara, luego me conducirá a la demencia y finalmente me acabara matando. No hay derecho: esto no es lo que pasaba en todos aquellos relatos...

11/11/04     Ignacio     Soy rebelde

Yo soy rebelde
porque Imperio me ha hecho así
mas quisiera yo tener especial don
que indicara que la Fuerza late en mí.

Yo soy rebelde
pero siempre sin razon
me negaron ser piloto de equis wing
y me dieron pa currar un cucharón

Y quisiera ser como el Jedi aquel
que se enfrenta a mandobles con los Sith
y no ser furriel con base en Dantuín
sin más misión aquí que cocinar
y fregar, y añadir
carne de bantha al perol
en vez de poderme ir
de picnic con los ewóks

Yo soy rebelde
mas me tuvo que advertir
el oficial que reclutaba el escuadrón
que no era mi misión irme a batir

en guerra estelar como el wookie aquel
como el Luke aquel que es feliz....

11/11/04     Oxidao     Comida

Observo la llave y no entiendo. Rodeada de otras destaca como si fuera única, importante. Primordial. Se que debería recordar pero aún me es imposible.

Cuando la he visto es cuando he ordenado a todos que salieran. Y han obedecido. Me han dejado. Lo último que recuerdo de ellos ha sido su cara de extrañeza. Sensaciones. Sentir de nuevo es maravilloso. Después de recorrer miles de planetas, de galaxias, sin poder cambiar nuestro rumbo... Sin poder tocar toda la comida que nos rodea. Alimentándonos únicamente de la escasa radiación que nos llegaba a través del vacío. Hambre. Es el único sentimiento que recuerdo haber tenido durante eones. Hambre contenida y dolorosa. Y de repente sus ondas mentales dentro de nuestros sensores. Primero incredulidad. Luego compresión. Hace millones de años nosotros  también fuimos así.

Sigo recordando. Cada vez más nitidamente observo como los sensores de la nave recorren sus ondas mentales en una búsqueda desesperada. Y por fin lo encuentran. Tienen comida. Mucha comida. La suficiente como para volver a empezar de nuevo. Es un mundo amable y hospitalario. Nos quedaremos. Pasaremos lo suficientemente cerca como para detenernos, por fin.

Y esta vez seré yo quien se encargue de todo. No habrá fallos. No habrá piedad. No nos lo podemos permitir. Las secuencias de números y letras inundan mi mente. Son tan hermosas en su simpleza... Abro el maletín que hay a mi lado. Ahora ya se. Introduzco la llave. La giro. Comienzo a teclear. Comienza a amanecer. Comienzan mil amaneceres.

11/11/04     Doctor Slump     Sin titulo

- ¡Aaaah! ¡Ahora, ahora...! ¡Aaaahhh! ¡Ya, ya viene, ya...! ¡Aaaah! ¡Ya! ¡Ya! Me voy... me voy... ¡Meeee voooooy...! Aaaaahhh...

Era la primera vez que se teletransportaba.

11/11/04     Antonio     Sin titulo

Slump el aventurero estaba al pie del navío espacial con sus buenos amigos Jean y Alejandra.

-No crees que es demasiado tiempo y demasiado peligro, Slump, preguntó Alejandra

-Tal vez, pero el conseguir abrir una ruta a Pot-Poco-Voy sería algo nuevo para mi y para la galaxia, por no mencionar las raras cerámicas del planeta,

por las que se pagan centenares de miles de créditos.

Se ve, si uno se esfuerza un poco y mejor con prismáticos, como se eleva, la nave de Slump, el cual todavía no sabe que quedará encerrado durante tantos años que se le estropearan las latas de sopa Campbell, haciéndole consumir marcas inferiores en el remolino lujurioso del gas rosa fucsia, muy inteligente e increíblemente penetrante.

Tampoco sabía que iba ser pateado en el trasero múltiples veces por el innombrable ( no lo nombraremos pues) hasta dejarlo a los pies de Notehabloatu, el fuliginoso, siniestro y maligno Dios cuyas horrendas imágenes podían entreverse a través de los desgastados y agrietados muros  del ominoso y negro palacio de Tontotú o bien comprarse por cinco créditos en terminales, quioscos y por intergalaxyred.

Notehabloatu, no lo hizo, pero en la posición en que venía le dio tal patada en sentido opuesto al que traía que desde entonces se le conoció como Slump el aventurero eunuco, pero no todo fueron desgracias, la patada le envió  junto a la nave a Pot-Poco-Voy, lugar tan desprovisto de interés que ni Jack Vance, pensó en referirse a el en ninguna novela ni pagándole.

Desgraciadamente para aumentar su dolor, el de cabeza, no piensen mal, en el otro lugar ya no le dolía exactamente, todas las tiendas, lugares de venta turísticos, fabricas y Kioscos tenían un cartelito que decía

-agotada cerámica, no vendemos nada hasta no reponer stock, buscamos jóvenes musculosos, saludables y hermosos de ambos sexos, para múltiples cosas no relacionadas en absoluto con la cerámica.

Slump el aventurero eunuco, desesperado, dolido, sintiéndose traicionado y no sintiendo nada en alguna parte. Volvió indignado a la tierra.

Cuando volvió fue a contarle sus aventuras a Jean y Alendra, quienes le aconsejaron que se alegrase de su impotencia y que una experiencia siempre es interesante y le invitaron a tomar neocafé con estimulante alfabeto para aliviar sus penas.

Slump el aventurero eunuco profirió grandes exclamaciones:

-Usáis cerámica de Pot-Poco-Voy, os habéis hecho ricos durante mi ausencia, me alegro mucho.

-No creas dijo Alejandra, manteniendo cierta distancia correspondiente al tamaño de una fusta de Jean, el autor no sabe porque. Esta cerámica es de aquí delante y solo vale cincuenta créditos y creo que ya va mas barata. Mira en el anuncio que proyectan ahora en el cielo.

En letras grandes aparecieron "LAS PALABRAS". Gran rebaja en cerámica de Pot-Poco-Voy, abundancia de existencias en la Herida de Vega.

-También se puede comprar por intergalaxyred, dijo Alejandra.

Slump el aventurero eunuco tuvo que ser recluido de forma urgente en un hospital psiquiátrico.

Muchas veces

11/11/04     Ignacio     Flash Moide

Mezcla la medicación con los porros, haz cosas raras, y luego dirán que eres un genio. Cosas del Zarkov. "La Tierra está en ruta de colisión con un planeta desconocido. Sólo yo puedo salvarla estrellando este cohete antigiroscópico de doce metros de eslora a una velocidad no muy alta contra el cuerpo extraño". "Tío."- le decía yo -"¿tú has oído hablar del Newton ése, de la masa por velocidad y todo eso?". "Yo tengo más razón que el Newton y el Mach juntos porque tengo una pistola y estoy dispuesto a usarla. Venga pa dentro del cohete". Menos mal que me dejó llevarme cosillas pa entretenerme, en concreto a Dale Arden, (que entretenido me tiene, décadas de relaciones y no nos casamos). Bueno, no diré que el impacto contra Mongo fuera suave; el cohete se hizo un bollo considerable y quedó para el arrastre, pero nosotros quedamos ilesos, yo porque soy un atleta, Dale porque estaba mullida, y Zarkov porque la cabeza absorbió el impacto. Zarkov salió afuera gritando "He desviado el planeta, he salvado a la humanidad" y lo perdí de vista mucho tiempo. Un genio, vamos. No hay mucho más que contar. Luché varios años contra un chino con bigote que mandaba en el planeta y oprimía a su pueblo, me medio ligué a su hija, que no tenía bigote ni parecía china y estaba como un queso, luego la casé con otro tipo con bigote que casi me mata pero luego se me hizo bastante amigo, con su ayuda y la de otros derrocamos al chino malo, instauré la democracia y me hice nombrar presidente vitalicio sin bigote. En el interín ligué bastante. Luego nos volvimos a la Tierra con la ayuda de Zarkov, que le había dado la manía de que había una coalición de naciones militaristas mandadas por tipos con bigote que quería someter a América con su flota. Oye, esta vez era verdad. Los hicimos polvo con nuestras armas avanzadas (también habíamos crackeado sus máquinas de claves, pero eso Roosevelt me dijo que me lo callara). Entre tanto nos llegan noticias de que en Mongo no funciona bien la democracia: los chinos matan a los hombres león, los hombres león se comen a los chinos, los chinos se comen a los hombres chow chow y meten a los hombres lagarto en botellas de aguardiente malísimo. Voy a volver a reinstaurarles la democracia, lo quieran o no, y de paso a ligar un rato. Zarkov me está preparando un rayo de la muerte masivo con el objetivo de detener las matanzas. Y esta vez tengo muy claro que aboliré el uso de bigotes entre los supervivientes. Ahí parece estar el problema.

¡Ahora que caigo, Zarkov usa barba!!!

12/11/04     Lokutus     El robo de los cuatro milenios

El robo de los cuatro milenios.

==================================

<Juez> Pon Pon Pon , ¡¡¡Póngase en pié el acusado!!!. Señor Fiscal, cuando usted desee ...

<Fiscal> Sr Fernando Ruedas, natural de Segovia, profesión comerciante y propietario de un establecimiento de venta de robots.

<Fiscal> El pasado 13 de Agosto del año 2112, a las 4 de la madrugada, un ladron entró en su establecimiento con intención de robar, su sistema de seguridad, disparó sobre el ladrón una ráfaga de disparos de fassers volatilizandole instantaneamente.

<Abogado> "Si me permite usted que le interrumpa un momento.", mi cliente, el señor Ruedas no utiliza armas mortales como sistemas de seguridad, los fassers instalados en su establecimiento, disparan rayos Cronos, cuyos efectos consisten en enviar al pasado el objetivo alcanzado.

<Fiscal> Es precisamente ese el problema. Nuestro desconocido ladrón, ha robado el arca de la alianza, con las dos tabletas en la que están inscritos los 10 mandamientos. En la autentica realidad, el arca nunca se perdió. Las alteración de la historia que ha provocado, tiene efectos insospechados.

13/11/04     Ignacio     Como si alguien caminara sobre tu nombre

Dolor en las extremidades. Escalofríos, mareos. Pinchazos inguinales. Náuseas matinales. Espasmos anales. Use "Algio", marca registrada de "Lat & Veria Chemicals Inc.". Ácido acetilsalicílico y excipiente, a un precio treinta veces superior al del genérico.Caro. No está en los botiquines de los ancianos, de las amas de casa. Lo verán en pics de la Web. Su frasco verde y negro sobre una impresora o entre las pilas de Cds, las píldoras de suave color rosado junto a los teclados o tras las pantallas de cartón de los amos del calabozo. Mercado: empollones, frikis y para gente en general de menos de cuarenta. Se vende sin receta. Mucho más cara, pero por algún motivo efectiva, y lo sé por propia experiencia. Lo que voy a contar a continuación hay que leerlo con cierto recelo, pero hay un tipo en es.ciencia.conspiraciones (muchos no lo conoceréis porque no está en el alemán; por cierto, hay que ver cómo ha decaído la jerarquía es.ciencia últimamente) cuyo nick es OneBanda. Afirma ¿? ser un mago Yoruba que se metió en el ajo como represalia por la (supuesta) invención del VIH como arma biológica contra la raza negra, pero que fue engañado y manipulado por Lat & Veria Chemicals, y ya no puede hacer nada por remediarlo excepto prevenirnos. Todo reside en los nombres. ¿Dejas que tu verdadero nombre aparezca en Internet? Todos conocemos la superstición de que cuando se habla de nosotros nos zumban los oídos. En otras tradiciones se habla de "que alguien camina sobre tu tumba". OneBanda dice conocoer conjuros que asociados al nombre de alguien le causan dolor, molestias tanto más pequeñas cuanto menor es la voluntad y saber del conjurador. Un algortimo maldiciendo tu nombre dando vueltas por un Intel puede ser de efecto imperceptible; la Lat & Veria procesa los millones de nombres capturados en Internet a 500 Teraflops, en una inmensa cadena de estaciones de trabajo, día y noche. ¿Le duele la cabeza? Es un virus. Es spam. Es una muñequita vudú con agujas clavadas. Es todo junto. Algio es aspirina vulgar con un ingrediente mágico casi imperceptible, escondido en el excipiente, que palía la maldición y le da a la píldora ese tono rosado. ¿Qué se puede hacer a todo ello? Nada. No hay remedio para un conjuro a esta escala, afirma OneBanda. Prevenir al que todavía no haya usado su nombre verdadero, y nada más. Yo no me lo creo del todo, pero una de mis gatas ha enfermado después de que usara su nombre como nick en una página de contactos, y se queja continuamente, y no hay diagnóstico. Yo me trato con Algio, pero una porción mínima de aspirina puede matar a un gato. Un remedio tradicional, tal vez: ¿homeopatía, cristaloterapia?. No soy tan idiota. Torá y Talmud, y una idea sacada de una autobiografía del cómico judío Milton Berle. Cambié de nombre al animalillo "para engañar al Ángel de la Muerte", con excelentes resultados. Yo soy el dueño, el padre, el rabino y el Dios de mis animales. Pero ¿cómo cambiaré mi propio nombre de bautismo? (El registro Civil es dudoso que surta efectos mágicos). Bueno, tal vez recurra otra vez a la Torá, y si decido sacudirme de mi dependencia por el Algio acabéis leyendo historias posteadas cariñosamente por vuestro patilludo amigo converso, el buen doctor, Yitzak Egea. Mazel Tov.

15/11/04     Xus     Despertar

Se despertó con un sobresalto y experimentó una leve desorientación mientras su cerebro recobraba las pautas propias del estado de vigilia. Flotaba entredos aguas rodeado por un gel viscoso, uterino, dentro de una gran burbuja translúcida. La máscara respiratoria sobre su cara se prolongaba en un tubo flexible que salía de la burbuja para acabar en las entrañas de la máquina de soporte vital, lo mismo que las dos docenas de cables conectados a su cuerpo. Sonrió al pensar que, por mucho que los libros de astronavegación se empeñaran en asegurar que el viaje interplanetario había sido posible gracias al motor de impulso lumínico, todo explorador sabía que lo que realmente posibilitaba los viajes era la máquina. Y el monitor de la máquina mostraba todos sus signos vitales en verde. Perfecto.

¿Perfecto?

Cayó en la cuenta de que algo iba mal al mirar el calendario holográfico de la nave. Flotaba sobre su cabeza emitiendo un suave fulgor verdoso y mostraba el año 2510.

La llegada de su nave al sector siete (y su despertar) estaban programados para 2653.

¡Algo iba condenadamente mal!

15/11/04     Xus     PP-3

PP-3-5 miró a su alrededor hasta localizar al ingeniero jefe entre la profusión de vestidos de gala y elegantes trajes que atestaba el salón de recepciones de la compañía. Apuró de un trago su cóctel y aulló como un loboantes de encararse con él tomándolo por las solapas.

...

PP-3-6 miró a su alrededor hasta localizar al ingeniero jefe. Mientras se dirigía hacia él tomó una copa de la bandeja que portaba un camarero y la

vació de un solo trago. La música sonaba muy fuerte, casi con estridencia. Sintió que el ritmo invadía su cuerpo y no pudo evitar ponerse a bailar

girando alocadamente.

...

PP-3-7 miró a su alrededor y alzó su copa en dirección al ingeniero jefe en un brindis silencioso, apurándola de un trago. Sintió una repentina euforia

invadir todo su ser. Tomó por un brazo a la esposa del vicepresidente de proyectos y la arrinconó contra una pared susurrándole obscenidades al oído.

...

PP-3-8 miró a su alrededor hasta localizar al ingeniero jefe, que charlaba animadamente con el director de marketing. Captó perfectamente las miradas

de soslayo que ambos dirigían hacia él y, a pesar de la distancia y del tremendo bullicio del salón, escuchó perfectamente lo que los humanos

decían.

-- Creo que el nuevo módulo abstemizador es una maravilla. Tal vez estemos ante la versión definitiva del modelo "Party-Pal".

 

15/11/04     Antonio     Sin Titulo

La emperatriz de la Galaxia y señora de la Nube mayor y menor Suskiin, iba sentada en el sillón de comando del puente de mando de su maravilloso navío  Matamuchos tapizado con elegante moqueta, mobiliario Luís XVI, cómoda cama de tres metros de ancha y sistema de aire acondicionado.

El que el navío estuviese erizado de cañones y de personas sudorosas y exhaustas apoyadas sobre máquinas cuando menos peligrosas, a veces mortales, puede ser razón para una historia social y conmovedora que se contará en otra ocasión.

-¿Donde estará Ovni con su arma destructora de Galaxias?, preguntó Suskiin mirando al capitán y al verdugo provisto de rebanadora láser de cuellos patentada al mismo tiempo. Tal ejercicio de estrabismo es solo posible obviamente entre la realeza. Hemos mandado al príncipe Baxter a que lo buscase en la tierra, nueva mirada al verdugo y a una parte concreta de la galaxia, donde le ha dado otra vez por ser contable, dado que afirma que es menos peligroso y mucho mas sedante que ser emperador.

-Capitán hemos de luchar contra estos malditos esclavistas de Aldebarán y borrarlos de a faz del universo.

Fanfarria, Anuncio a voz en grito, LLEGA EL EMPERADOR OVNI, quejido y LLEVA SU ENORME MAQUINA DE GUERRA que sigue sin caber en los pasillos.

-Ovni fumiga a estos desgraciados dijo con una voz que destrozó toda la cristalería de la habitación, el interfecto (que feo queda esto), montó su arma fatal apuntó y disparó, tras lo cual desapareció toda la flota imperial salvo el puente de mando.

-Idiota, seguro que has invertido la polaridad del rayo destripa armadas, el juego de miradas ya es conocido.

Nadie se fijó en una pequeña placa que ponía:

"Marca Acme, no válida para esclavistas de Aldebarán".

Como pudieron comprobar nuestros héroes efectivamente los aldebaranianos eran esto, esclavistas y comenzaron todos una nueva carrera no exenta de emociones..

15/11/04     Ignacio     Pesadilla final: la muerte de Freddy

Todas las noches aguardo el sueño como una sentencia de muerte. Aguanto hasta la madrugada hasta caer rendido, casi incosnciente. Entonces, él aparece. Decían que había muerto en anteriores aventuras. Ja. En mis sueños sigue vivito y coleando, en todo su esplendor, con ese aspecto tan suyo, esos gestos tan peculiares, y esa sonrisa perversa.

No creo en causas sobrenaturales; esta constante persecución onírica tal vez se deba a un trauma infantil, al estrés en el trabajo, incluso a una homosexualidad reprimida. Sea cual sea la causa, el precio a pagar es terrible: las continuas noches de suplicio cuando ese ser espantoso sale por la puerta del armario ropero, se sube a mi cama y allí de pie, entre la música más populachera y estridente, a ciento veinte decibelios, Freddy Mercury canta para mí y se contonea obsceno hasta que amanece.

16/11/04     Ismael     Sin Titulo

No me acabo de acostumbrar yo a este nuevo metro. Seré un aprensivo, pero yo me sentía más seguro cuando sabía que había un humano conduciéndolo; no sé dónde iremos a parar, si cada vez hay más trabajos que pueden hacer las máquinas en nuestro lugar. Supongo que, si llevamos 200 ó 300 años así, tampoco es para tanto.

Pero bueno, que hoy tenía que ser más optimista: por fin es el gran día, cuando hacemos la presentación de nuestro nuevo invento. Llevamos varios años de trabajo y de investigación, no sólo tecnológica, sino también sociológica: a fin de cuentas, todavía no está claro el impacto social que tendrá el nuevo producto. Han sido unos años difíciles, cuando los escépticos nos decían que sería un fracaso, que la humanidad no está preparada para algo así, etc., aunque lo que peor llevo son los que no se lo tomaban en serio. Si es que, si cada vez que alguien aparece con una idea nueva, que puede suponer un progreso para la humanidad, en vez de apoyarla, se le buscan tantas pegas o se ridiculiza, no sé cómo no seguimos en la edad de piedra; lo mismo le pasó a Galileo ... ¡hombre!, hablando del ruin de Roma (del escéptico, no de Galileo), mira quién sube al vagón. Habrá que poner buena cara, cómo lo odio.

- Buenos días, Peláez.

- ¡Anda, si es nuestro Einstein!, ¡qué sorpresa! Bueno, hoy es cuando vamos a hacer el ridículo en público, ¿no? Mira que se os ocurren cosas raras: helados de spaguetti con queso, si es que vais a arruinar a la empresa.

16/11/04     Antonio     La interminable guerra

Hoy he salido a pasear por la playa, antes lo hacía con mi perro. Ahora ya no quedan casi perros, nos los comimos.

Los relámpagos multicolores ciegan mis ojos. Arriba se riñe una parece que interminable batalla entre dos flotas espaciales que no sabemos de donde vienen. Una que parece llevar distintivos de color verde y otra rojos.

De todas formas el color importa poco. Cada vez que una nave cae es una nueva explosión, una masacre, una mutilación de la Tierra. No nos queda ya mucho donde vivir.

En fin siempre hay consuelo a casi todo, la red de refugios subterráneos ha sido eficaz, conservamos la energía eléctrica gracias a los generadores de hidrógeno y al menos nos comunicamos todos, nos escribimos cartas, mensajes, discutimos.

Es curioso, Internet es casi la única organización que sobrevive y como un macabro ritual todas las noches últimamente jugamos a la guerra dividiéndonos en los bandos rojo y verde.

últimamente o fue.....

Aquella noche, tropas rojas y verdes acabaron con los pocos que recordaban.

De todos modos tampoco quedaba ya mucho tiempo.

16/11/04     Ignacio     Porque golpeé al profesor Baxter

Soy un hombre del espacio duro y curtido. Mis puños son armas mortales. Por todo ello, admito que no debí perder los estribos y romperle la clavícula al profesor Baxter. Pero la vida del espacio es dura. Una avería, un descuido, y estás muerto.Acababa de ver morir a hombres, a buenos hombres. Ese profe lechuguino de superficie debió tener más tacto.

La Beagle volvía a Puerto Marte cuando sobrevino la descompresión. Ike, Clarke y Anson no tuvieron tiempo de ponerse los trajes; Anson ni siquiera lo intentó, sabía que la reentrada era un momento crítico y mantuvo los mandos orientados mientras silbaba el Himno de la Patrulla entre los últimos estertores de la anoxia. Gracias a él Bowman y yo nos libramos de convertirnos en brasas de reentrada y pudimos saltar a treinta kilómetros de altura, en el mínimo aire de Marte, con los equipos puestos. Caímos un largo rato separados por unos pocos metros, y justo antes de activar los retros/paracas, ocurrió lo peor: el equipo de Bowman estaba defectuoso, una descompresión explosiva. Vi sus ojos de horror justo antes de que la sangre velara su casco. Una horrible y gigante pelota de playa de tela de aluminio donde antes estaba el cuerpo de un hombre se alejaba de mí por su diferente penetración en el aire, hasta que la perdí de vista y al fin amarticé en un arenal a unos cien kilómetros de Tom Moore's donde fui recogido por Emergencias Planetarias.

No me quejo de los chicos de Emergencias; hacen su trabajo, y están insensibilizados. Yo también lo estoy, en mis propias facetas. Un hombre del espacio duro y curtido. Pero algo se rompió en mi interior, y me precipité sobre ese profesor lleno de furia asesina, cuando, al ponerse a calcular la trayectoria que podía haber seguido el cadáver de mi amigo para su rescate y sepelio, empezó a barruntar en voz alta: "Supongamos que el astronauta es esférico...".

Volvería a hacerlo, sheriff. Juro que volvería a hacerlo.

21/11/04     Osmo     Sin titulo

-Lo siento señor Lopez, pero usted padece Hippopotomonstrosesquippedaliofobia...

-ARRRRRRRRGGGGGGGGGGG...

21/11/04     Doctor Slump     Sin titulo

- Y apretando este botón una pequeña descarga eléctrica hace mover las piernas del jugador.

- ¿De quién habrá heredado el talento este niño?

Víctor F. acababa de inventar el Futbolín con Ancas de Rana.

23/11/04     Doctor Slump     Sin titulo

El pirata informático llevaba días navegando. Le sacó de la rutina la aparición de un bucle fantasma.

23/11/04     Ignacio     El primer contacto de Lucas G

El disco estaba semienterrado en la arena, aún humeaba. Los gusanos no tardarían en llegar, debíamos darnos prisa en rescatar lo que pudiéramos, tal vez supervivientes. Y grabarlo todo: la primera nave espacial de una civilización desconocida, tan de improviso, con tan poco tiempo. Entonces lo vimos salir: una figura sorprendentemente humana, si admitíamos que esas formas de quelonio eran su traje espacial, lo que ahora dudamos. No pudo, o no quiso, asirse a la cuerda que le tendimos desde arriba. Su andar tambaleante se hizo aún más inestable por las vibraciones del gusano que se acercaba; decidí jugarme el todo por el todo y me descolgué desde el helicóptero atado sólo por los pies, una proeza de trapecista, pero la única forma en que vi posible agarrarlo. Cogí sus ¿manos? y esperé a que se afianzara mejor por su cuenta, mientras el helicóptero nos separaba unos metros del caos bullente de arena en que empezaba a convertirse el suelo. El ser se quedó mirándome. No se agarró, y pude mantener su peso poco tiempo. Con la mirada fija en mí, musitó unas palabras y al fin cayó hacia el embudo de arena donde su nave era engullida. Nunca volvimos a ver uno.

Ahora soy el experto oficial en el tema: el único ser humano que ha tenido contacto con otra inteligencia en toda la historia. Y con lo poco de lo que fui testigo, tengo que estar siempre respondiendo preguntas. Y las que más me atormentan son: ¿Dónde había aprendido nuestro idioma? ¿Cómo sabía mi nombre? ¿Por qué se despidió de mí? ¿Y por qué, sabiendo que iba a morir, no me dijo adiós, sino sólo "hasta luego"?

23/11/04     Ignacio     Monologo Interior

Los entresijos de la bomba titilaban entre cables y diodos enigmáticos, amenazadores. Se acercó con las heramientas, tan concentrado como pudo.

"Bueno, chico, este es el momento de la verdad. Joder, joder, a lo que hemos llegado, un cacharro de veinte kilotones en pleno centro, a un kilómetro del estadio, un domingo. ¿Cuánta gente puede morir? ¿Medio millón, un millón? Bueno, si esto explota, a mí me irá mejor que a casi todos ellos, quemados, astillados por los cristales, envenenados por la radiación. Una bola de fuego de diez millones de grados a casi la velocidad de la luz: mi cuerpo será átomos antes de que la sensación de dolor llegue por los nervios al cerebro. Una muerte instantánea, ¿y después qué? No concibo un lugar, un estado, en que pueda dejar de pensar, en el que esta vocecilla continua de mi cerebro deje de hablar por un solo momento. Un millón de años no es ni una millonésima parte del tiempo que vas a estar muerto. ¿Seguirá todo ese tiempo esta vocecilla divagando? O será el silencio total, una página en blanco, la pausa negra y vacía de la anestesia total sin una reanimación que te permita contrastarla... Concéntrate, chico, coño, deja de comerte el coco. Hay que hacer esto. Tienes que hacerlo. No pierdas la concentración. Hay poco tiempo. Ese cable, cortado. No, no era ese, creo que es...

..."(mucho más de un millón de años después): FIN

24/11/04     PabloMad     Vieja chatarra

"Para arrancar, necesitarás una energía descomunal, infinitamente superior a la que te hará falta cuando alcances la velocidad de crucero. El punto crucial es que la electricidad que podrás suministrar a tu máquina será, durante el arranque, proporcional a la presión que puedas ejercer con tus manos sobre la clavija de conexión del cable eléctrico al ajustarla al conector DC-IN"

(dejé escrito en un post-it sobre la pantalla del ordenador de a bordo, para que no se me olvidara cuando intentara por enésima vez el despegue al despuntar el día, cada día, como cada día).

(Aquella mañana, sin embargo, los presagios eran oscuros: mi larva me dirigió incomprensibles aullidos al despertarla, como si pronto fuera a entrar en estado de crisálida; la Reina de Corazones retiró la taza de café antes de que éste dejara de fluir del dispensador ME-28; al ingerir la cápsula de inhibición cerebral de mis funciones reptilianas, me atraganté extrañamente.)

Intenté el arranque una y otra vez, deshaciéndome la mano derecha por la presión sobre el conector, mientras apretaba repetida, incansablemente, el botón de encendido con la mano izquierda.

La única respuesta que obtenía era el absurdo mensaje de bienvenida de la pantalla de navegación, "In Touch with Tomorrow", y después un chisporroteo, y la oscuridad total. A veces, con un esfuerzo sobrehumano (o infrahumano, ya no sabía), conseguía prolongar la ilusión de que los motores se estaban encendiendo, de que los tests de inicio se estaban ejecutando normalmente conforme a los protocolos habituales, incluso aparecía ante mis ojos una ventanita de colores a través de la cual me parecía sobrevolar los cielos límpidamente azules, sumido en el espejismo de encontrarme ya en pleno viaje... Pero de nuevo el chisporroteo, la oscuridad, las manos cada vez más doloridas.

Por supuesto, había realizado hacía unos días una copia de seguridad de los principales datos y cartas de navegación que se hallaban en la nave, archivándolos en un módulo especial, que podía albergar incalculables millones de bytes, y que me había proporcionado La Compañía... El problema es que cuando conectaba este módulo a otras naves, que siempre contaban con sistemas de navegación más modernos que mi vieja máquina, éstos me respondían invariablemente, con desagradable voz metálica:

"El disco de la unidad F no tiene formato. ¿Desea darle formato ahora?",

"El disco de la unidad F no tiene formato. ¿Desea darle formato ahora?"...

Desesperado y con las manos entumecidas por el dolor y el cansancio, arrojé la

vieja máquina al Contenedor de Chatarra, y formateé mi módulo especial de seguridad en la primera nave que se presentó en mi ayuda.

Adiós para siempre a tantas y tantas horas de esfuerzo plasmadas en arcanos archivos informáticos, sí; pero sobre todo adiós a mis cartas de amor, a las direcciones de mis amigos del alma esparcidos por la galaxia a los que me sería imposible volver a encontrar jamás, a todos aquellos relatos suyos que había ido recopilando durante decenas de años en mis viajes interestelares.

La camarada que me supervisaba llegaría en sólo unos días a mi base terrícola.

Así que enfilamos primero en dirección al planeta Gúgol, con la esperanza de recuperar antes de su visita siquiera una ínfima parte de mi memoria.

[Basado estictamente en hechos reales. Algunos términos empleados son, o se refieren a, marcas registradas de 3M, De'Longhi S.p.A., Eli Lilly and Co., Toshiba Inc., Microsoft Corporation, LaCie y Google, y están utilizados en este microcuento sin autorización expresa de sus propietarios legales.]

25/11/04     Ignacio     Viviendas inteligentes

Viviendas inteligentes. Microcuento 1:

-¿Cuándo te vas a enterar de que esta mortadela me da asco?

- ¿Y tú, cuándo te vas a enterar de que quien hace la compra es la nevera?

Viviendas inteligentes. Microcuento 2:

-Oiga, soy el que se mudó ayer a los «Chaleres Adosados pero Inteligentes». Resulta que el chalé no nos quiere encender la tele.

-¿Por qué no salen de la casa y vueven a entrar?

-Es verdad, no se me había ocurrido.

Viviendas inteligentes. Microcuento 3:

-Oye, el escáner de la lavadora dice que hay un virus.

-Qué desgracia, ¿en la lavadora?

-No, en tus calzoncillos

30/11/04     Dr Slump     Microconto

Todo foi un malentendido.

Tropezou e bateu contra os osos dun animal. Deu un mal golpe. Seu pai atopouno así.

- ¿Qué pasou, filho? ¿¡Quen foi!?

Xa morrendo, Abel só puido dicir:

- ¡Caín...!

01/12/04     Ignacio     El hombre con rayos gamma en los ojos

La comitiva recorrió en triunfo todas las avenidas de Paradís. Loor al héroe. Alabado sea el poderoso. Milenios de lucha y retirada que habían llegado a una inversión de tendencia. La nueva raza de súper hombres mutantes atómicos había llegado a dar esperanza a la ciudad, y yo era su primer ejemplar. Había dejado que la ira activara mi mirada de muerte, y la infantería de Canopus fue barrida del campo de batalla. Miré hacia el cielo y sus flotas se desvanecieron. Y mientras lo hacía, mi odio, mi rabia, mi desesperación, avivaba el fuego de antimateria que arde detrás de mis retinas. Volví a Paradís, y fui agasajado. Nuestro salvador. Nuestro héroe. Nuestro rey. Nuestro dios. Y entre todos los homenajes, yo sólo pensaba en Nikki, y acabado el desfile bajé de la carroza triunfal y abrí mis brazos a mi amado que corría a mi encuentro para fundirse conmigo en un beso. La emoción activó mis ojos, y fundido quedó sobre el mármol del foro, entre gritos de horror de la multitud, que desde entonces huye de mí y de mi mirada. Soy ahora rey y dios de una ciudad desierta, y agradecería cualquier compañía. Incluso, aunque en su momento me pareció un incordio, la compañía del esclavo que me acompañó en mi triunfo, susurrándome al oído: "Recuerda que eres mortal"

03/12/04     Gurb     Sin Titulo

Zx\81002 nanorobot de ultima generacion emprende de nuevo su tarea en pro de la humanidad. Como cada uno de sus innumerables hermanos no padece desanimo ni apatia.

Hoy hay mas resistencia de lo habitual.

La energia se pierde con rapidez.

Pero ZX cumple su mision: Cortar, quemar y erradicar para siempre estos deleznables pelos de la nariz.

03/12/04     Antonio     Sin Titulo

El y su mujer estaban razonablemente contentos. El director era un personaje duro pero justo y aunque les hacía rodar muchas escenas con animales y siempre estaban solos no lo pasaban demasiado mal. Llegó un día en que la mujer se enfadó por la forma en que le enfocaba la camara y por el diálogo machista (según ella) que le tocaba interpretar y encima empezó a aceptar propuestas de alguien de la competencia

Tan mal se pusieron las relaciones entre todos, que al final les mandó fuera de los estudios acompañados de dos sicarios con largas metralletas.

Y aqui estoy yo ahora, Eva haciendo de princesa idiota, yo de malo de solemnidad, mi hijo Abel de guaperas de película y Caín de actor de carácteres, preveo un conflicto de intereses en la relación entre mis hijos.

Quien nos mandaba a nosotros dejar a Spielberg para pasar a manos de un sicario de Georges Lucas haciendo Starwars 25147, EN EL COMIENZO DE TODO. Creo que nos queda poco futuro en este nuestro mundo del cine.

04/12/04     Ignacio     Sin Titulo

El espíritu de Sir Clive aún vaga por los corredores polvorientos de nuestras memorias internas... :)

04/12/04     Ignacio     Tu seras mi niño

Hablaba una variante rara de aquella mezcla de portuñol y mozambiqueño que se había convertido en la lingua franca del espacio. Cuando me contó que los primeros exploradores terrestres que pusieron su planeta en los mapas lo habían llamado Novo Betanzos, comprendí que aquella especie de oso de peluche de tres metros y seis brazos me estaba hablando en un resto de gallego atávico.

-Busco un home que quera ser meu niño- dijo mientras el enorme puñado de gemas y piedrólares que había depositado sobre la mesa de mi despacho de investigador privado se reflejaba en sus cuatro ojos facetados y, cómo negarlo, hacía brillar los míos.

-¿Un hombre en especial, puede darme su descripción?

-Non, non, cualquer home, non teño preferenza. Cabelo dourado preferiblemente, e imprescindibel que sexa voluntario.

Me explicó que en sus casi dos siglos de permanencia en el Espacio Humano, había logrado tener muy contados contactos con sus semejantes. Había contratado receintemente un/a espos@ Neoucranian@ por correspondencia (su raza era hermafrodita), pero tras una corta convivencia la relación se había roto y su pareja había vuelto a NovoChernobyl. Y ahora el efecto de aquello le pesaba y buscaba un voluntario (me recalcó mucho eso) para que fuera su niño, a fin de que su apellido no se perdiera para siempre en la gran entropía de su trasmuerte que ya veía próxima, un par de años a lo sumo. Ofrecía al voluntario el equivalente de mis ganancias de medio siglo ¿le extraña a alguien que decidiera no conformarme con mi comisión del cinco por ciento por aguantar al viejo oso un par de años? Papi, le dije, aquí tienes a tu niño.

Firmé el contrato, que redacté yo mismo en casi los términos que quise, incluído un plazo máximo de tres años, y le acompañe a su mansión, donde me acomodó en una suite de extremo lujo. Al día siguiente, acompañado de sus sirvientes robot, procedió al ritual de la adopción, y en su salón, felizmente envuelto en una espuma pegajosa que supuse que sería el equivalente neobentancino del traje de cristianar y que casi me inmovilizaba y privaba del habla, esperé acontecimientos.

Me extrañó que comentara de repente que ya estaba preñado gracias a su reciente matrimonio. Entonces le vi sacar de su vientre el oviducto terminado en un aguijón y acercarse.

Demasiado tarde comprendí que en su variante del gallego "niño" no significaba "hijo".

Significaba "nido".

06/12/04     Lakutus     Sin Titulo

iemmmi está hospitalizada. Iemmi es una centaury, ya saben, uno de esos alienígenas de alpha Centauri contra los que estamos en guerra. Pero iemmmi vive desde cachorro/niña entre humanos, se ha educado en una escuela privada de California y se le puede considerar culturalmente humana.

iemmmi se fué esta mañana de excursión escolar con sus compañeros de clase a la fábrica de androides y nada más acercarse a la puerta, un R4500 modelo Centinnel agarró a iemmmi del cuello, con la intención de partir su espina dorsal.

Cuando iemmmi chilló, provocó serios daños auditivos a todos los seres que estaban en un radio 100 metros. El robot R4500 se desmoronó, debido a las vibraciones acústicas.

iemmmi actuó de forma instintiva, al ser agredida por el robot, y ni ella ni su tutor es responsable de los daños producidos en una máquina agresiva que actua por iniciativa propia sin ni siquiera preguntar.

06/12/04     Ignacio     Marte flojo

El que tuvo la genial idea de hacer la versión definitiva de Gran Hermano en el espacio ("¡¡qué bien, dos años sin poder salir de la casa, quieras o no!!") no tuvo en cuenta la poca libertad de elección que se tiene en un casting de este tipo. Normalmente, en un concurso similar basta con dejar entrar a tres macarras de discoteca con impulsos violentos y que no sepan ni hablar y a media docena de tías con tetorras, piercing y pinta de guarras para que el material sea jugoso y suba la audiencia con sólo dejarlos un poco a su aire. Pero en un viaje a Marte no te queda más remedio que ser selecto, porque un chulo putas de Seat Toledo tuneado puede apretar el botón que no debe,  y zas, todos muertos y tres mil millones de presupuesto a la basura. Así que no quedó más remedio que dejar pasar a ingenieros, biólogos, físicos, pilotos, leches de esas, y son excesivamente profesionales y no buscan líos. Con la cámara oculta les he tirado de la lengua; le he dado vodka a Anarki, o como se llame, el ruso con cara de loco, y he logrado que soltara un par de ideas revolucionarias idiotas y cantara muy mal y muy fuerte, pero poco más. El astronauta americano, un John Glenn impoluto de los cojones, da la impresión de que podría dirigir un amartizaje forzoso con un solo motor y despresurización parcial  aunque le mezclara diez dosis de LSD en el Cola Cao. Y después de eso, seguiría perfectamente peinado y saldría al planeta a saludar a la bandera y a derrocar al Ming de turno con una sola mano. Para colmo ha hecho de la rusa su Dale Arden, pero con ñoko ñoko. Vaya con la rusa, la típica feminista modélica hipercompetente que esconde una maruja trepa y arpía que para seguir subiendo se follará a cualquiera, menos a mí, cosa que me jode bastante. Pero todo esto, de forma muy discreta, nada de fotos. Y luego están el Sax y los otros, tan sosos, tan serios, que ni logro recordar su nombre ¿Cómo voy a animar el programa con este ganado? En vez de "Crónicas Marcianas edición Titanium" esto va a parecer "Perdidos en el Espacio", una serie para  toda la familia menor de ocho años, con el papá, la mamá, los niños, y la mascota, sólo que en color, y todavía más flojo. Y acordándome del profesor Smith, el entrañable malvado de aquella serie, me di cuenta de cuál tenía que ser la solución: joderlo todo; meter cizaña; usar los medios de grabación ocultos para enterarme de cosas y luego soltarlas en el momento más inoportuno. Sabotear el material todo lo que sea prudente. "¿Qué es ese botón que dice no tocar? Huy, perdón, lo he tocado sin querer". Estar muy atento a las consecuencias, y echarle mucha, mucha labia a la hora de relatarlo, porque si no, mucho me temo que no voy a poder cumplir ese dichoso contrato de una trilogía de novelas de ciencia ficción de trescientas mil palabras y tapa dura que a veces pienso que nunca debí firmar, con el dinero tan bueno que da la fantasía con mucho menor esfuerzo y muchas más licencias narrativas.

07/12/04     Gurb     Sin Titulo

Ya esta otra vez en la pista.

Parece que solo espere a estar frente a mi. Y yo no puedo apartar la vista de esos movimientos, de esos ojos verdes siempre entrecerrados, que me miran sin que pueda dejar de mirarlos.

-Hey chaval despierta! Que te he dicho que dos cervezas. A ver si espavilas.

Vaya... Si. Eh...

Que tonteria, si hasta lleva gafas. Gafas joder! Zorra.

Elisa. Solo era un recuerdo tuyo. Un recuerdo viejo de aquellos ojos verdes y profundos que vi brillar en las noches de Salamanca, que me enloquecieron, y que ahora conservo en un tarro de cristal junto a mi cama.

08/12/04     Gurb     Sin Titulo

-Sire formacion de ataque al completo. 

-De acuerdo. Inicien maniobras a mi señal... Ahora!.

-Entrando en vector de ataque en tres, dos, uno, ahora! Trayectoria correcta, sire no hay desviacion.

-Fuera escudos.Liberen armas.

Ahora!

Atencion a la red sensora. Quiero blancos posibles en cuanto cruzen nuestro horizonte.

-Armas listas y en posicion. Trayectoria y vector correctos. Todos los sistemas en verde. Posicion estimada de objetivo entrando en red sensora en tres, dos...

-Sire no hay contactos.

-Que?

-Todas las pantallas limpias. No hay objetivos Sire. Ninguno.

-No, no, no es posible.

-Sire la flota pide instrucciones, se recominenda accion evasiva de emergencia.

-No! Maldita sea! Esos cabrones estan ahí. Tienen que estarlo.

-Sire estelas. Localizamo estelas de fision amaneciendo tras el planeta. Su vector... es... de corte... Si, sin duda. Vienen por nosotros.

-Es una trampa! Mierda! Atencion todas la naves les habla su almirante. Cierren armas, escudos al maximo. Accion evasiva inmediata. Ahora!

-Es tarde sire, detecto diez... No, doce estelas de misil acelerando, van a alcanzarnos.

-Dios, mirad son visibles, se ven a simple vista, estan ahí. Termonucleares, Sire moriremos todos.

-Yo... Yo. Voy a morir.

Ahora!

09/12/04     Gurb     Sin Titulo

Me he desmallado otra vez. O he muerto. Mi traje no me lo dice, tampoco lo recuerda. Es el dioxido, no puedo regularlo.

Estoy despierto. Tengo frio. Comer, si. Un ultimo banquete en honor de mis camaradas muertos. Ahí estan, bailando su orbita con los desechos de esta cabina. A vuestra salud.

La carta, tengo que acabarla. O volver a empezarla. Porque como contar la propia muerte. Veamos:

Querida Ana hemos entrado en combate en la orbita del planeta... No recuerdo su nombre. Ha sido una encerrona y toda nuestra flota ha sido destruida. No se de mas supervivientes. No se si acaso yo lo soy.

No. No es esto lo que quiero contar. Pero no puedo pensar. Solo el motor emergencia esta en mi cabeza. Encenderlo, como sea. Salir de esta orbita. Abandonar este cementerio y reventar donde sea , pero aqui no.

Ana, estoy lejos de ti y tengo miedo.

09/12/04     Capitán Needa     Sin Titulo

El tetracubo se desdobló en un tessaract. Salimos del hiperespacio.

10/12/04     kohell     META

Con su cabeza aún latiéndo de dolor debido a aquel ridículo golpe contra la puerta, se descubrió de pronto capaz de escuchar la voz del narrador omnisciente.

Descubrir que era un ente de ficción no desató su perplejidad, más bien su alma pragmática, pues salvo torpeza infinita de su creador, su destino o su fin seguían siendo un misterio para sí mismo, y sin saberse siquiera protagonista o secundario, de nada servían las cábalas existenciales, no había forma de conocer lo que le deparaba la fortuna más allá de aquella misma línea, esta misma frase, la diferencia con el mundo real (lo que él  suponía que era el mundo real, un mundo del todo semejante al suyo hasta el golpe fortuito) era ínfima.

Se lanzó hacia la puerta, con la intención de sorprender al narrador y cortar aquella cháchara metafísica. Lo consiguió sólo a medias. La diferencia con el mundo real era ínfima, pero podía ser una diferencia a su favor.

Para confirmarlo necesitaba encontrarse con alguien enseguida, y ver cómo narraba los diálogos el creador.

10/12/04     Gurb     Sin Titulo

Los dos hombres miran con atencion sus pantallas mientras estas parpadean en grupos de lineas y simbolos azules, y entre ellos uno rojo.

-Mira! Entre esos restos, parece que hemos encontrado algo.

-Si. Lo tengo. Es una nave pequeña, una cabina de mando o un salvavidas. Un ocupante. Sin emisiones en ninguna banda, carece de propulsion o esta tratando de ocultarse.

-Aviso al Sumo?

-Hazlo.

El Sumo aparece en las pantallas con el severo rostro que se espera de su autoridad.

-Virtuoso Sumo hemos conseguido encontrar un superviviente.

-Bien hermanos. Traigamos a bordo ese miserable. Vigilad los otros dragones, que nadie se os adelante. Ese federal decorara la proa de mi nave.

-El area parece plagada de escombro, Sumo.

-Obediencia hermanos.

-Si Sumo, obecemos.

El rostro desaparece y en las pantallas una curva verde marca un rumbo a seguir para realizar la captura. Continuos parpadeos y circulos rojos indican puntos de colision inevitables en la trayectoria.

- Joder! Pues me cago yo en el Sumo y en el puto rollo de la obediencia.

-Amen a eso hermano. Amen

---------------------------------------

-Adelante hermano. Pasa y sientate frente a mi.

-Gracias sumo.

-La duda se instalado en tu alma, segun parece. No es asi?

-Estimado Sumo parece que esa es la unica certeza que poseo.

-Ya. Ves a tus hermanos abajo, en el puente.

-Eh.... Si Sumo, los veo.

-Friegan de rodillas sobre el suelo metalico, y no cejan a pesar del frio y las incomodidades.

-Si Sumo... Yo.... Yo siento vergüenza al verlos.

-Vergüenza. Si eso esta bien. Pero has de saber que yo siento orgullo.

-Sumo yo no os comprendo.

-No, y eso es porque la duda te ciega y lo que es evidente para un fiel a ti solo te causa angustia.

-Sumo permitidme que me una a ellos.

-Acaso te crees digno? Piensas que ellos alvergan en su corazon la vergüenza de la duda, y aun asi obedecen?

-No virtuoso Sumo. Perdonadme.

-El perdon no resuelve las dudas solo las consiente. Y yo no lo hare. Esta nave es un Dragon de combate y solo hay un lugar en ella para la duda.

-Pero Sumo yo...

-En la proa.

-No por favor...

-Junto al federal que tus hermanos capturaron. Seras encadenado junto a el. Toda la flota os vera juntos y sabra cual de los dos era el que dudaba, porque apesar del vacio del exterior, hermano Xirdal, te juro que oiran tus gritos. No lo dudes.

10/12/04     Ignacio     Alcmène C

Los años pasaban rápidamente mientras el profesor Alcmène experimentaba con su máquina del tiempo. Hasta que un día le sorprendió la mediana edad y con ella la nostalgia de su juventud. Lo más envidiado de su juventud, la belleza, ahora algo ajada, de su esposa. Últimamente se habían distanciado, él siempre ocupado en su laboratorio, ella en su universo privado de los pisos superiores. Tal vez debido a su trabajo, o a esa añoranza de su esposa más joven que estaba creciendo en él hasta convertirse en obsesión, en un deseo imposible para cualquiera que no dispusiera de una máquina como la suya, se pasaba ahora largas tardes sobre su mesa de trabajo en el sótano, haciendo planes sobre cómo llegar al pasado, encontrarla y, tal vez, seducirla, soslayando los varios riesgos del viaje en el tiempo, ninguno irresoluble para un hombre que conoce la fecha de su muerte. Entretanto, se dejaba llevar por la ensoñación de aquellos ojos claros y aquella cintura esbelta de los primeros veinte.

-"Cometes un error, te lo digo yo. Una mujer hermosa nunca es tan placentera como a los cuarenta. Sobre todo ella"- dijo una voz a su espalda, adivinándole el pensamiento no sabía cómo.

Alcmène se volvió. No era la primera vez que se encontraba con una encarnación de sí mismo de tiempos posteriores. Ésta en concreto no aparentaba mucha más edad que él; venía del dormitorio conyugal, aún recolocándose la camisa.

Guardaron la distancia en silencio, mientras el otro Alcmène se dirigía hacia la máquina del tiempo, en el rincón. Justo antes de entrar y volver a su futuro, se volvió y le dijo:

-Será niño. Estoy seguro de que este acontecimiento reforzará vuestra unión. Tenlo en cuenta y disfruta de su compañía.

En sus ojos no había un tono burlón de Don Juan, sino triste, tal vez por un saber oculto que callaba.

 

11/12/04     PabloMad     2462, otro retazo de realidad

Mandé al hombre demolido de acá para allá. Ella lo trajo de nuevo para acá, y mientras se dormía abrazado a él en la cama de la habitación 2462 del hotel, se le deslizó sin querer al suelo y se quedó debajo de la cama. Ella se fue sin reparar en su ausencia, sin remordimientos ni nostalgia. Pero al quinto día, se acordó. Al sexto, llamé por teléfono al hotel. "Vuelva a llamar usted en media hora, voy a hacer unas averiguaciones en el cuarto oscuro". "Sí, la Estricta Gobernanta lo ha encontrado, pásese a recoger lo que queda de él cuando guste". Tras una angustiosa espera escuchando a una china batallar en inglés con el conserje, la Estricta Gobernanta me entregó los restos del hombre demolido envueltos en una bolsa de la lavandería del hotel. A ella le envié un mensaje críptico, "Rescatado hombre demolido, pero a salvo". En realidad no sé si incinerarlo acá en la bolsa de la lavandería o mandarlo de nuevo hacia allá para que lo entierre ella. Pero primero me pondré seriamente a estudiar chino: "los idiomas nunca son un conocimiento superfluo". ¿Dónde diantres habría oído yo esa frase?

 

12/12/04     Lokutus     El esclavo y el androide I

Dia 4793 del año Krass 25

---------------------------

Un amo ha ordenado que me enseñen a escribir y a leer. Los amos desean que escriba todo lo que se me ocurra para practicar.

Dia 4794 del año Krass 25

---------------------------

Soy Zukrum y he nacido exclavo, mis padres nacieron exclavos, mis abuelos nacieron exclavos, mis bisabuelos nacieron exclavos. Soy exclavo en una granja.

Tengo 6 años y ya tengo pelos en la cara. Los amos, ya no me dejan acercarme a las mujeres, sólo los hombres comida pueden acercarse a las mujeres.

Hay dos tipos de hombres, los exclavos, y la comida. La comida vive en jaulas que muerden. Todo lo que lleva cables no se puede tocar, por que muerde.

Dia 4795 del año Krass 25

---------------------------

Hoy, han metido en la jaula de la comida al exclavo escritor. cometia muchas faltas de ortografía y sus cuentos eran muy malos, aburrian.

He visto, como el macho-comida dominante de la jaula, pegaba patadas al antiguo escritor para demostrarle, quien era el que mandaba en su jaula.

El Macho-comida dominante de la jaula tres es muy agresivo, y no deja que los otros machos-comida toquen a las mujeres, sólo el, puede montarlas. En otras jaulas, otros machos empiezan a imitarle.

Un amo, me ha pegado una patada en el estómago, y otra en la cabeza, por que escribo muy poco, tengo que escribir más, mucho más. Pero tengo mucho trabajo que hacer, tengo que regar con una manguera a la comida, para que no huela mal. Tengo que dar de comer a la comida.

Y la comida, snif, es muy agresiva cuando me acerco a ella, intenta atraparme con sus sucias manos, menos mal que la jaula que muerde me protege de la comida.

Desde hace unos dias, me gusta espiar a la comida, sin que me vea, y no puedo evitarlo, siento un algo especial, que no comprendo muy bien, cuando veo al macho-comida que manda, ponerse encima de una hembra-comida y hacer ese baile compulsivo, tan extraño, que me eriza los pelos y me deja, tan extraño.

Dia 4796 del año Krass 25

---------------------------

Hoy, los amos, nos han levantado a todos a patadas, demasiado temprano, todavía es de noche. La comida está chillando de panico, e intenta salir de las jaulas que muerden.

Algo esta pasando en el cielo, hay fogonazos de luz, es aterrador, y en el firmamento, hay estrellas de colores que se mueven muy deprisa, hasta que se hacen más grandes, y vuelve a ser de día sólo por un rato, y despues la oscuridad más absoluta otra vez. La casa de los amos, ya no está iluminada. Tengo miedo.

Los amos centinelas nos guian con mucha prisa y nos golpean con látigos y palos, ¿un nuevo alojamiento?, nos meten en un gran agujero. Antes de entrar dirigo mi mirada hacia la lejana ciudad, ya no hay luces que la iluminan, ahora, las luces suben hacia el cielo, ¿se están escapando?.

¿Se han escapado también las luces que iluminan la casa de los amos?,

¿Por eso mismo se está fugando también la comida?.

Desde el gran agujero, oigo a los amos gritar. Se van de cacería.

Dia 4798 del año Krass 25

---------------------------

¡¡Nos han soltado!!. Por fin, todo ha vuelto a la normalidad. Todos miramos hacia el cielo con mucho temor, las luces ya se han marchado. Han capturado a mucha de la comida que se había escapado, los demás, están muertos, y están siendo cocinados con mucha prisa para que no se pudran. Como queda muy poca comida viva, me meten a mi también en la jaula de la comida, estoy aterrorizado.

El jefe de la jaula, me ha visto, se acerca corriendo, y me derriba de una patada, cada vez que intento levantarme, me da otra patada y me derriba.

Los otros hombres-comida y las mujeres-comida, se rien, y dicen cosas horribles:

"Niñato de mierda, ahora aprenderas a espiarnos por la noches y a mojarnos por las madrugadas con esa manguera de agua fria".

Muy pocas veces, había oido a la comida hablar, cada vez que la comida habla, los amos los seleccionan para ser los primeros. Mantenerse callado, es garantía de vivir más años.

Dia 4800 del año Krass 25

---------------------------

Ayer, me pillaron escribiendo mi diario, y me lo quitaron para que lo leyera el antiguo escritor, cada vez que escribía la palabra "comida", el jefe me pegaba.

Puedo escribir lo que me de la gana, pero si les vuelvo a llamar, ejem, ... volverán a pegarme.

Al macho dominante, tengo que llamarle "jefe" o de lo contrario, me pegara más fuerte, desde aquí pido disculpas al jefe.

No he comido nada desde que me metieron aquí, sólo puedo comer de lo que sobra a los demás. Es el jefe el que dice quien come, cuando come, y en qué orden.

Jefe, snif, y a mi, ¿cuando me toca comer?

Algo ha cambiado en mi, ya no me gusta espiar los revolcones nocturnos del jefe con las hembras de la jaula, me fastidia mucho que sea el, y no yo, el que baile por las noches.

Pido humildemente perdon a mi jefe, por haberle espiado, no volvere a hacerlo más.

Mi estómago, hace ruidos y los niños de la jaula, se rien.

 

12/12/04     Lokutus     El esclavo y el androide II

Dia 4801 del año Krass 25

---------------------------

Un sustituto, está haciendo mi antiguo trabajo. Cuando todavía no ha amanecido y nos han regado con agua a presión muy fria. Despues, han llegado los amos y se han llevado a veinte machos y veinte hembras de cada jaula, para que coman los amos de la ciudad.

Despues de que se marcharan los amos. El sustituto, nos ha tirado comida medio corrompida, y por fin, el jefe de la jaula, me ha permitido comer.

Aunque esta bazofia a la que llaman comida, es mucho peor que la infecta bazofia que dan a los exclavos, no he dejado nada.

Mi estomago, sigue haciendo ruidos.

Esta mañana, ha llegado un coche de los soldados Krass, y han traido a un nuevo hombre ¿o debería decir humano-hombre?. El nuevo humano tiene una extraña vestimenta, con dibujos raros y le han encerrado en nuestra jaula.

El jefe, se ha fijado en el nuevo, y con una expresión de fiereza se está acercando a el. El nuevo, intenta calmar al jefe, y habla de una forma muy rara, con palabras raras que nadie entiende.

Pero eso, sólo sirve para empeorar su situación, si le oyen los amos, podrían acabar todos como comida en algún restaurante de la ciudad.

El jefe, golpea al nuevo humano en el estómago, y al ver que este no cae, le golpea más fuerte.

El nuevo humano, aprieta el cuello del jefe con una sola mano, y el jefe cae al suelo desmayado. ¿qué significa esto?, ¿ahora el jefe es el nuevo?

Dia 4802 del año Krass 25

---------------------------

El nuevo jefe, no come nada, ni copula con las mujeres, sólo permanece sentado en un rincón de la jaula, sin decir ni hacer nada.

El antiguo jefe, ante la inactividad del nuevo, sigue manteniendo su estatus social pero no atreve a acercarse al nuevo.

Los niños, se acercan al nuevo, y tocan su extraña indumentaria, y el nuevo, trata de comunicarse con ellos, hablando su incomprensible lenguaje:

"Hello, I am Frank, do yow speak english?"

A los niños les divertía, ver copmo aquel hombre extraño, decía cosas incongruentes que no tenía sentido. Y cada vez que hablaba, los niños se alejaban, riendose.

"salut, je m?apelle Frank, parlez vous francaise?, Hola, el meu nom es Frank. Vostes parlen el Catala?"

Y volvían otra vez, a acercarse al extraño hombre, y mientras uno, le tiraba de sus extraños pelos rizados, otro, trataba de quitarle una de las insignias que adornaban su vestimenta.

Al atardecer, uno de los niños, se dió cuenta que el extraño, se le iluminaron los ojos, y salían varias voces de su interior sin mover los labios y ningún niño volvió a acercarse a aquel hombre-cosa.

Una de las mujeres, hablando con susurros, prohibió a los niños, acercarse al nuevo y este, al escuchar a la mujer hablar, dijo al fín algo congruente:

"Hola, me llamo Frank, ¿entiende usted mi lenguaje?"

La mujer, no dijo absolutamente nada, no quería correr el riesgo de que los "amos" la escucharan hablar y se la llevaran a la ciudad como comida.

Dia 4803 del año Krass 25

---------------------------

Hoy, he entablado conversación con Frank y he aprendido muchas cosas. Los amos, se llaman Krass. Son la raza de los Krass, y nosotros, somos humanos, somos de la raza de los humanos.

También he aprendido que las jaulas, no muerden, dan calambre por que tienen electricidad, la electricidad es invisible, y las luces de la gran ciudad necesitan electricidad.

Las luces nocturnas, no eran estrellas que se caían, si no un combate en el cielo. ¿Como puede alguien subir ahí arriba sin caerse?

Dice Frank, que allá arriba, en algún lugar del cielo, hay humanos que no tienen dueños, y son libres. ¿Y como es que no se caen?

El jefe, se llama jarachin, y ha intentado a lo largo del día, derrotar a Frank, poniendo al resto de los hombres en su contra. Pero Frank ha salido ileso de todas las situaciones de peligro.

Ya es de noche, y Frank, estaba sentado en cuclillas y estaba hablando solo nuevamente. Aquella extraña luz volvía a emanar del interior de sus ojos. Yo me hice el dormido mientras escuchaba e intentaba comprender aquellas extrañas palabras que surgían de su interior.

"Priority mission, proceeds to the destruction of the city in coordinates 354,34,67. Hour of activation 23:45."

Frank se levantó de súbito y se acercó a la puerta rápidamente, miró hacia la cerradura, y unas chispas surgieron de esta, la puerta se abrió y salió de la jaula.

Todos los que estabamos en la jaula, nos levantamos de repente, y comprendí, que no era el único que estaba escuchando a Frank.

Ninguno se atrevió a intentar escapar, todos habían comprendido la lección del anterior intento de fuga y se quedaron mirando a Frank mientras este se dirigía hacia la valla eléctrica exterior.

Varios de los centinelas, dispararon a Frank, y los proyectiles rebotaron en su cuerpo. Frank se defendió con las piedras que encontraba en el suelo, y que lanzaba con gran fuerza y certera precisión. Uno a uno, los centinelas fueron eliminados y Frank escapó.

Varios centinelas más, aparecieron y se subieron en un vehículo para comenzar una nueva persecución.

Dia 1 del año Krass 26

---------------------------

Hoy comienza un nuevo año Krass.

Han pasado varios días desde que Frank se fugara y no sabemos nada de el.

Los soldados Krass se han hecho cargo de la situación. Uno a uno, nos iban sacando de la jaula, y nos obligaban a desnudarnos, mientras nos clavaban agujas, y extraían muestras de sangre. Luego, nos metían uno a uno dentro de un camión muy grande, donde nos ponían una tabla encima, y en esa tabla se veía nuestro esqueleto.

Cuando terminaban con nosotros, nos metían en un camión de transporte de comida, y nos llevaban a la ciudad.

Hace varios días, que no puedo escribir. Los soldados Krass me han quitado el block de notas y el bolígrafo. Se han interesado bastante por Frank y me han hecho muchas preguntas que no he sabido responder.

No me han metido en el camión con los otros, me han encerrado en el capó de un coche militar y me llevan a la ciudad.

 

12/12/04     Lokutus     El esclavo y el androide III

Dia 2 del año Krass 26

---------------------------

Llevo mucho tiempo encerrado en el capó de un vehículo militar, y hace mucho que el vehículo está en marcha. He vomitado varias veces, y también he orinado, no he podido evitarlo, tengo los pantalones mojados. Algo está sucediendo ahí afuera, he oido una explosión, aparentemente el vehículo se ha extrellado, me he golpeado en la cabeza, la puerta del capó se ha abierto.

Con ayuda de los pies, consigo abrirla del todo, y veo, el cielo oscurecido, una gran columna de humo que sale de la ciudad, y la ciudad en llamas.

Escucho otra explosión, tan potente como la anterior. Una luz muy potente me cega. Cierro los ojos y no es suficiente, intento taparme los ojos con las manos maniatadas, y veo, el esqueleto de mis manos, esa luz tan potente, y ese calor, siento mi piel arder, como cuando estoy mucho tiempo bajo el sol.

Dia 3 del año Krass 26

---------------------------

Los soldados que me llevaban prisionero, han muerto, y he conseguido desatarme. Ando sin rumbo fijo, sin saber hacia donde ir. Hoy, no se ha hecho de día, no hay apenas luz, una nube muy negra lo cubre todo. está lloviendo cenizas. El suelo, está cubierto de cenizas.

Me he topado con algunos Krass civiles, que no me han hecho mucho caso, ni han intentado atraparme, ellos también intentaban huir.

Cerca de la carretera, ví a un grupo de Krass que intentaron asaltar un vehículo, y el propietario Krass, disparó contra los Krass asaltantes.

Encontré, algunas granjas como aquella en la que yo trabajaba como exclavo, y en ellas, encontré a algunos humanos, totalmente desconcertados, al parecer no sabían nada de lo que había pasado y permanecían en sus abiertas jaulas. Estos, se asustaron bastante al ver que yo hablaba, y me ignoraron.

Me encuentro muy mal, estoy vomitando de nuevo, pero esta vez, no es por culpa del mareo, ahora me siento malo de verdad. Mis encías están sangrando, y se me está cayendo el pelo. Tengo ganas de llorar, pero no puedo, ¿qué me pasa?

Dia 4 del año Krass 26

---------------------------

Vuelve a llover ceniza. Más allá de las montañas, he visto un resplandor, y he escuchado otra explosión, muy lejana. Me pregunto si otra ciudad ha sido destruida. Por cierto, la enfermedad también afecta a los Krass, he visto a varios muertos.

Despues de andar bastante, he vuelto a encontrarme la misma granja de ayer, he estado andando en círculos. Los humanos de la jaula, están muertos o moribundos.

Me tumbo en el suelo, no puedo más. Me muero.

Veo luces en el cielo, ¿otro combate espacial?, ¿Son los humanos libres de los que hablaba Frank?, ¿Es Frank uno de ellos?

Veo una luz que se acerca, viene hacia mi, y cae a varios centenares de metros, no puedo moverme.

Se acerca alguien, les escucho hablar en una extraña lengua.

"My Sergeant, Here there is one that still lives and is human."

"Ehh, esa es una voz humana, ¿Son ellos los de las luces del cielo?", ese fué mi ultimo pensamiento antes de morir.

Fecha indeterminada

---------------------------

He muerto, pero estoy vivo. Ahora se lo que es la electricidad, y también conozco la mecánica cuantica, y hablo varios miles de idiomas. Mi cerebro cuántico puede hacer varios billones de operaciones matemáticas en un picosegundo.

Soy un androide, ellos, los terrícolas, en guerra contra el imperio

Krass, han trasladado todos los recuerdos de Zukrum, el muchacho exclavo a mi cerebro positrónico.

Albergo una bomba H en mi interior. Mi misión consiste en infiltrarme entre los exclavos, y cuando ellos me lo ordenen, detonar.

Han fabricado varios miles de copias de mi mente, no se si soy el primero, ni tampoco cuanto tiempo ha pasado desde mi muerte.

 

12/12/04     Ignacio     Recicloide

Una vez el acero y el cromo de mi carcasa sirvieron para apuntalar cercas y paredes. Ahora trabajo en una planta de reciclaje. Veo pasar los restos de mis desafortunados congéneres hacia los hornos. En un ciclo sin fin veo el metal fundido extrusionado en finos alambres que dan lugar a clavos y tornillos para bricolaje, que algún día serán reciclados a su vez en carcasas robóticas. Veo mi origen y mi destino, en este horrible lugar de humo y chispas, mientras trabajo veinticuatro horas al día, siete días a la semana, hasta que no pueda más y me llegue el desguace.

Antes era un clavo. Pero ya no lo soy.

Ahora soy un exclavo.

 

12/12/04     Ignacio     Ficcion Ornamental

...MATAR HUMANOS DESTRIPAR INFANTES DESPARRAMAR SESOS GRISES ESPUTOS SANGRIENTOS COJONES DESGARRADOS CHORREANDO LEFA SIDOSA PUTREFACTA COÑOS REVENTADOS ALMORRANAS PERITONITIS NECROTICAS POR EL CULO...

-Jo, no sé, a mí los rótulos luminosos de inteligencia artificial pregonando burradas como decoración navideña me cansan.

-Es una tradición casi inmemorial. Sus primeros antecedentes se remontan a principios del siglo XXI en la ciudad de Madrid.

-Todo sea por perpetuar las tradiciones. Bueno, pues ¡feliz Navidad!

-Puta mierda esputo, amor mío.

 

12/12/04     Peibol     Sin Titulo

Estoy a punto de morir y mi mente vaga al momento en que acepté este estúpido trabajo. Me ofrecieron hacer un estudio, medio antropológico y medio psicológico, en un planeta perdido en el final de la galaxia, primitivo y peligroso.

Para llegar aquí, aprovechamos una ocasión en que un aborigen del planeta vagaba solo por el desierto, para dar un cambiazo físico, y extraer de su mente costumbres, recuerdos, lenguaje, etc. y traspasármelos a mi, y poderlos usar en el experimento.

El resto era aparentemente fácil. Tenía que estudiar a los aborígenes, sus reacciones y su forma de pensar, ante estímulos externos no evidentes para ellos.

Dado lo primitivo del planeta y su visible violencia innata, decidí que probaría a inculcarles enseñanzas de igualdad, fraternidad, paz y estas cosas, a ver cómo reaccionaban, si modificaban sus hábitos, su forma de relación con sus semejantes... Pero algo salió mal, o me he excedido o no todos los recuerdos y conocimientos sociales del aborigen me fueron trasferidos al hacer el cambio, ya que parece todos están molestos.

Me han juzgado y condenado en este primitivo mundo por ofender a unos y a otros. Pero bueno, si yo solo intentaba inculcar principios de paz, igualdad, y demás. Está claro que el experimento ya tiene resultado: los habitantes de este planeta no tienen remedio, y no merecen la más mínima atención. Y a mi me van a matar por idiota, por aceptar un trabajo en semejantes condiciones, y encima no entiendo qué he hecho mal. Incluso la forma de matar a los condenados en este planeta es salvaje: te crucifican.

... Entonces Poncio Pilatos liberó a Barrabás y entregó al llamado Jesús para que se cumpliera la condena. El resto ya lo sabéis.

 

Ir a principio de Microcuentos

Ir a principio de Microcuantos