Reseñas
 
Web www.ergosfera.com
Indice Escritores CF  Artículos Reseñas Microrelatos  Relatos Fotolandia   Bio Historico

 

Yo Robot

Tras ver "Yo Robot" hay un par de temas que me han llamado notablemente la atención. El primero, la escasa justicia que le hace el trailer a la película. En efecto, muchos, tras ver esas secuencias de acción disparatada (si se me permite el calificativo) pensaron que algo en lo que aparecieran esas escenas poco podría tener que ver con lo que escribió Asimov en su dia sobre el tema. Y no es cierto. La película, sorprendentemente, no solo es bastante mas asimoviana de lo que se podría pensar viendo ese trailer sino que además tampoco consiste exactamente un par de horas de tiros y persecuciones. Lo que se ve es prácticamente el clímax final: el resto, en cierto modo, es  otra cosa, mucho mas ajustado al sentido "policiaco" que Asimov dio a muchas de sus narraciones sobre robots que a los tópicos del cine de acción.

Relacionado con esto, el segundo punto que me ha llamado la atención es que, efectivamente, "Yo robot" no es una adaptación al pie de la letra de la obra homónima de Asimov. Pero se nota que por una vez el guionista no solo ha leído a Asimov, sino que ha sabido captar bastante bien el espíritu de su obra: la película ciertamente es una interesante interpretación de las ideas de Asimov sobre los robots positrónicos y una extrapolación notablemente lucida de alguna de ellas.

El film de Proyas contiene muchos personajes, situaciones e incluso tics de los personajes (como lo del café en el azúcar) característicos de la obra de Asimov, pero a la hora de analizar su estructura mas intima se apoya fundamentalmente en tres relatos. De una parte (y como muchos aficionados sospecharon desde un principio), "El robot perdido", que aporta una de las escenas mas características de la película y sobre todo, trae a la palestra el concepto de que se puede modificar a propósito un robot positrónico para que deje de cumplir las leyes aunque siga llevándolas incorporadas. Por otra parte, la película también contiene bastantes elementos de "El conflicto evitable", relato en el que Asimov plantea en cierto modo un conflicto semejante al de la psique de Viki, el cerebro rector de la película, en el sentido de que el  bien de la humanidad puede situarse por encima del bien del individuo  con todo lo que eso implica (relato relacionado en cierta medida con la famosa ley zeroth que aparece en otro punto de su obra).

Pero en mi opinión, la principal influencia de la película procede de un tercer relato de Asimov, sumamente importante dentro su obra robótica (aunque curiosamente no contenido en la recopilación de "Yo robot"): "Sueños de robot", donde no solo se nos muestran robots capaces de soñar y sobre todo, de evolucionar, sino que se nos muestra también (y esto suele olvidarse a menudo cuando se discute sobre las tres leyes y su presunto carácter "inviolable") como un robot positrónico podría llegar a saltarse esas leyes por pura evolución de su cerebro. En efecto, el personaje de Sonny es claramente una amalgama del protagonista de "El robot perdido" (donde la superación de las leyes es hardware) y del de "Sueños de robot" (donde dicha superación tiene lugar a trabes de los pensamientos del robot) pero al igual que este ultimo, Sonny trasciende de lo que podríamos llamar su programación básica, su hardware seminal, para ir mucho mas allá. además, debo reconocer que el modo en que se presenta (y se retuerce, especialmente en la escena final) el sueño del robot francamente me resulto muy interesante.

A partir de estos elementos, lógicamente la película lleva a cabo sus propias extrapolaciones, pero siguiendo siempre las reglas del juego asimoviano. Por imposible que resulte de pensar, las tres leyes no dejan de estar nunca presentes. Pero en el caso de Sonny, el robot ha sido doblemente modificado para evitarlas. En el caso de los robots locos, en realidad no están actuando per se o con su cerebro, sino que es Viki quien actúa a trabes de ellos. Y en el caso de Viki  simplemente esta aplicando la ley Zeroth de un modo mas bien radical.

¿Significa esto que la película es una gran adaptación de la obra de Asimov?. No necesariamente. Aunque la actualización del software es  algo que aparece explícitamente en la obra de Asimov (al menos en el caso de una famosa actualización telepática, si mal no recuerdo), el  concepto de los robots con versiones dinámicas como las de XP tampoco es muy asimoviano que digamos. además, el personaje de Will Smith ciertamente ha heredado parte de la paranoia de Powell y Donovan, pero se mueve claramente en otra orbita. Susan Calvin también retiene algo de la frialdad de la original, pero lo cierto es que aparece muchísimo mas desdibujada y sobre todo, carente de la implacabilidad de la doctora que destruyo a conciencia al robot de "Mentiroso" o al
de "Sueños de robot". Y así sucesivamente. Pero tampoco es que tenga demasiada importancia. Las líneas generales si están notablemente  bien reflejadas y esa si es una sorpresa agradable.

La película también tiene sus momentos poco afortunados, sin duda. La lucecita roja queda, sin duda, un tanto ridícula. Es un recurso funcionalmente valido para señalar que no son los robots, sino Viki, la que ejerce el control en un momento dado pero aun así uno puede preguntarse si eso no podría haberse recreado visualmente de un modo  un poco menos obvio. La película adolece, quizás, de un exceso de acción excesivamente fantasmagórica en sus escenas finales, pero no porque la acción sobre en ese punto, sino mas bien por el carácter desaforado y un tanto espectacular de la misma. La publicidad de determinadas marcas comerciales resulta casi nauseabunda (lo de la cosecha del 2004 es antológico, sin duda). Y así sucesivamente.

Para terminar, cuando una película se basa (o se inspira, o toma elementos de) una obra bien conocida las expectativas suelen jugarle una mala pasada. Dicen que nunca llueve a gusto de todos, pero en estos casos a veces da la impresión de que jamás llueve a gusto de nadie. En ese sentido, tengo que reconocer que "Yo robot", como a muchos, me ha resultado sorprendentemente agradable. Posiblemente porque no esperaba nada y me he encontrado con una obra que, sin ser una película de una calidad particularmente impresionante, si es razonablemente respetuosa con el original y desde luego "se puede ver" sin demasiados problemas. Que ya es mucho mas de lo que se puede decir de otras
 

© Cristóbal Pérez-Castejón Carpena 2004

 

© Cristóbal Pérez-Castejón Carpena  2003-2004 Ultima actualización 08-11-2004