Reseñas
 
Web www.ergosfera.com
Indice Escritores CF  Artículos Reseñas Microrelatos  Relatos Fotolandia   Bio Historico

 

Antihielo

31-3-1999 cienciaficcion@onelist.com
 

Lo menos que puede decirse de "Antihielo", de Stephen Baxter, es que es una novela altamente recomendable. Partiendo de un claro homenaje a la obra de Verne, Baxter recrea una ucronia casi perfecta en la que la historia de la humanidad se ve alterada por la llegada en 1750 de un asteroide compuesto por una extraña sustancia: el antihielo. Este antihielo tiene una serie de propiedades curiosas, la mas espectacular de las cuales es que si bien es inerte a baja temperatura, a partir de un determinado umbral detona con extraordinaria violencia incluso en pequeñas cantidades. Este hecho es utilizado por los científicos ingleses del XIX para crear toda una civilización industrial en torno al antihielo: trenes elevados de alta velocidad, cohetes impulsados por vapor... toda la parafernalia de inventos profetizados por Verne, pero ahora posibles y plausibles por las extraordinarias propiedades de la nueva sustancia.

Así pues, la novela puede leerse en varios niveles completamente diferentes. Por una parte, uno puede quedarse en el obvio homenaje a Verne que es y disfrutar de una excelente novela de aventuras del siglo XIX. Por otra, puede seguirse la magnifica ucronia que presenta, y como la llegada del antihielo es capaz de alterar radicalmente la historia del genero humano... empezando por el desenlace de la campaña de Crimea que se narra en la introducción. Por ultimo, el lector puede dedicarse a comprobar la consistencia científica de los hechos e inventos descritos en la obra... para descubrir que Baxter se ha tomado muchísimo trabajo para que todo funcione casi como un reloj. El mismo antihielo es una idea excelente: antimateria encapsulada en una botella magnética natural construida a partir de un superconductor de alta temperatura. Desde luego, la fuente de energía perfecta... si existiera, claro ;-)

¿Es "Antihielo" una obra exenta de defectos?. Ciertamente, no. El homenaje a Verne resulta, en ocasiones, bastante agobiante. Personalmente, la parte de los selenitas me resulto bastante extraña: aunque es perfecta desde la perspectiva del ya mencionado homenaje a Verne y coherente con la hipótesis del asteroide (si algo como el antihielo es factible ¿porque no van a serlo esos seres vivos?) no deja de ser muy chocante

También es evidente que la coherencia científica de determinados puntos de la obra esta bastante "estirada". Por ejemplo, no es inconcebible que a finales del XIX la ciencia hubiese avanzado lo suficiente como para desarrollar un sistema de navegación inercial como el que se describe en el libro. Pero ciertamente, parece poco probable. Otros detalles curiosos son:

a) El ataque con el arma de antihielo a Sebastopol esta excelentemente  descrito desde la perspectiva y la experiencia vital de un observador ingles del XIX. La secuencia de acontecimientos que culminan con la destrucción de la ciudad es casi perfecta y concordante con una explosión por aniquilación de materia-antimateria (m-am). Sin embargo, y aunque la mayor parte de los efectos de dicha explosión están excelentemente descritos, se ha obviado que  en una explosión de ese tipo, junto con el fogonazo térmico, existe un importantísimo nivel de radiación gamma. Así que los soldados no solo se queman por la bola de fuego o se quedan ciegos por el resplandor, sino que la mayor parte de ellos deberían de sufrir un envenenamiento por radiación de algún tipo.

Eso si: una explosión m-am es casi de lo mas limpio que existe: con los efectos destructivos de una explosión nuclear pero con una radiación residual nula.

b) En general, el problema del punto a) podría extenderse a todas las maquinas de antihielo del relato. La aniquilación m-am genera rayos gamma, que son muy difíciles de apantallar. Es cierto que en pequeña cuantía: pero para cuando comienza el relato, alguien debería haberse apercibido del fenómeno. Y ciertamente, el científico a esas alturas debería de estar muerto, achicharrado por la radiación...

c) Un termo Deward es solamente eso... un termo. Es necesario un sistema criogénico para mantenerlo helado, máxime cuando se esta extrayendo materia del mismo para el funcionamiento de la maquina de antihielo. Aunque en algún punto del libro se comenta de pasada, se hace muchísimo mas hincapié en el termo... que no es ciertamente el punto mas importante del invento.

d) Cuando se colapsa el sistema criogénico del crucero terrestre, el antihielo que lo propulsa no estalla violentamente, aunque la cantidad del mismo debería ser muy superior a la del proyectil que poco después cae sobre Orleáns. Esto es así porque de hecho se comenta que el esqueleto de dicho crucero todavía permanecía sobre el campo de batalla.

e) La recarga de combustible en la Luna resulta, cuanto menos, irreal. No porque no pueda existir hielo tal y como se describe en el libro. Sino porque para un viaje de vuelta a la Tierra es necesario MUCHÍSIMO mas combustible del que un solo individuo armado con una pica es capaz de recoger en unas pocas horas... e introducir por la portilla en escasos minutos mientras asisten al apareamiento de los seres lunares. El agua en este sistema actúa simplemente como masa de reacción. El modelo propuesto es perfectamente viable (en la trilogía de los mundos, de Haldeman, aparece un modelo de sonda propulsada por antimateria con ese esquema) pero necesita MUCHÍSIMO combustible, porque es bastante ineficiente... a pesar del ingenioso acelerador de plasma basado en superconductividad que se propone en el libro. La verdad es que la coherencia de la escena esta, cuanto menos, cogida de los pelos ;-)

f) Al lanzar la Faetón contra la pequeña luna, no solamente debería de producirse una explosión colosal: toda la pequeña luna debería de irse al garete. Para empezar, la cantidad de energía liberada es inmensa: la violencia de la explosión debería reducir la roca a pequeños fragmentos. Suponiendo que eso no sucediera, el incremento de temperatura debido al estallido debería de inestabilizar la mayor parte del antihielo que la compone, dando lugar a una reacción en cadena: antihielo que provoca una reacción m-am, que desprende energía, que hace fallar al superconductor de  alta temperatura, que libera mas antihielo que reacciona con la materia normal etc. podría objetarse que quizás no existe suficiente materia normal  para mantener la reacción, pero eso no es cierto, puesto que el superconductor debe estar forzosamente constituido por materia normal. Por ultimo, aunque la roca no fuese reducida a escombros ni aniquilada en una  reacción en cadena, es evidente que experimentaría un cambio radical en los parámetros de su orbita por el impulso del estallido, que podría, bien hacerla caer a la Tierra, bien expulsarla de la orbita de nuestro planeta.

Por supuesto, siempre podría argumentarse que el antihielo no es exactamente  lo que parece, pero entonces la novela pierde parte de su encanto: el flogisto como solución deus ex machina nunca ha sido muy elegante ;-)

En fin, lo dicho: una ucronia MUY interesante  
 

© Cristóbal Pérez-Castejón Carpena 1999

 

© Cristóbal Pérez-Castejón Carpena  2003-2004 Ultima actualización 08-11-2004